Musica

domingo, 14 de diciembre de 2014

Prólogo



” Justin déjalo  no vas a po… - un fuerte sonido me interrumpió. Justin perdió el equilibrio y casi cae hacia delante. La puerta se abría abierto.
- Oh dios gracias! - dije dando palmitas. Él me sonrió auto suficiente.
- No hay de qué - dijo sin borrar esa sonrisa de su cara
- Si te vuelve a ocurrir ya sabes donde estoy - me guiño un ojo. Sonreí.
- Lo tendré en cuenta. - me agaché a coger mi chaqueta. - Gracias de nuevo - le sonreí. Ryan salió con su móvil.
- No hace falta - le dijo Justin a Ryan. - Estas hablando con Justin Bieber.
- Por eso mismo cogí el teléfono- rió.
- Gracias chicos - dije entrando en mi casa.
- Denada - dijo Ryan - Hasta luego - dijo entrando en su casa.
- Adiós - dijo Justin. “
“-No trates de evitarme - me susurró. Lo miré y me mordí el labio.
- No hagas eso - gimió. 
- ¿Por que? - logré susurrar.
- Me tienta a mordertelo - pasó su dedo pulgar por mi labio. Mi corazón latió con fuerza en mi pecho. - Voy a mordertelo - susurró. Cogió mi labio con sus dientes y tiró de él. ¡AY DIOS MIO DE MI VIDA!
- Deliciosa - susurró. Después besó mi mejilla. “
“ Justin rió entre dientes y se tocó la mejilla que había abofeteado.
- Has dado con la mano abierta - se frotó la mejilla.
Lo miré a los ojos cuando él me miró. Puso una mano cogiendo mi nuca para que no pudiera girar la cabeza y se acercó màs a mi, apenas me había dado tiempo a reaccionar cuando ya habia juntado sus labios con los míos. Cerré los ojos inconscientemente  no dejándome llevar por su beso, pero era irresistible. Me deshice ante su beso. La lengua de Justin pedía paso a mi boca, y la dejé entrar sin poner resistencia. Era la primera vez que me besaban así, ni siquiera Zac. Yo estaba completamente ardiendo. Puse mis manos en sus hombros y las llevé a su cuello. Justin se separó de mi sobresaltado haciendo que mis manos bajaran y quedaran a mis costados.
- Joder que manos más frías - dijo con la respiración agitada. “

“ Pasé mi lengua por sus labios cerrados, para que abriera su boca, y así lo hizo. Meti mi lengua en su boca lentamente, haciendo el beso lento.
Una tortura, la apreté contra la pared y separé mis labios de los suyos.
- ¿Sabes? - susurré con voz ronca
- No me van las relaciones, ni enviarle rosas o bombones a ninguna chica - solté sus muñecas y cogí sus manos y las puse en la pared, a ambos lados de su cabeza. - Si eso funciona para ti, podemos trabajar en algo especial - mordi su oreja. ”
“ - Y, ¿Puedo saber a que piensas que me dedico? - tiró el cigarro y lo pisó.
- Eres vendedor ambulante - dije seria. - Por eso que la policia quiera cogerte - Justin me miró y soltó una carcajada.
- No te rías, se que vendes drogas - dije ahora un poco más bajo. Justin me cogió del brazo y me pegó a la pared más cercana.
- ¿Como has dicho?
- Lo que oistes.
- ¿Sabes que me estas acusando de algo muy grave?
- Si
- ¿Y estas segura de tu teoría?
- No es una teoría, se que es verdad
- ¿Y como sabes que es verdad?
- Me lo han dicho
- No deberias creerte los rumores.
- No son rumores, es una fuente fiable. “ 
” -Te cuento si me das un beso – sonrió de lado.
-          No – me crucé de brazos.
-          Entonces, no te contaré nada – mis labios se unieron creando una fina línea. Maldito.
-          Si te doy un beso – le advertí con mi dedo – Me cuentas todo.”
“ Hoy aún no me distes ningún beso. – el apoyó su brazo derecho en el respaldo del sofá, mirándome de frente.
-          Y no te daré ninguno cariño – sonreí forzosa.
-          Oh, ¿estás segura? - se acercó a mi. Tragué saliva sonoramente.
-          Estate quieto vaquero - puse mis manos en su pecho cuando se iba a acercar a mi.  ”
“- No quiero cometer un error - hice una mueca.
- Un error - repitió Justin, y miró hacia otro sitio. - Claro, ¿Por que no me habia dado cuenta? ¿Por que ibas a querer besar a un narcotraficante? - riò irónico. - Soy una basura.
- ¿Que? No Justin, ¿Que dices? - me acerqué a él y le giré la cara para que me mirara. - No es eso - susurré. - Solo que… No es que no quiera besarte, es solo que… temo ilusionarme, no quiero salir herida, por que sé que solo soy un… Juego para ti - bajé mi mano de su rostro y suspiré. -
Yo no juego contigo ___________ , creeme, si solo hubiese querido
se.xo de ti, ya lo habria conseguido, no soy de insistir mucho con las chicas ¿Sabes? Si una no cuela, busco a otra. - se encogió de hombros.
- Entonces… - susurré.
- ¿Por qué contigo insisto? No lo se - se pasó su mano por su pelo - Supongo que por que eres diferente, ninguna chica antes me habia pegado, ni se habia resistido tanto a mi - me miró y se acercó a mi - Algo de mi, no puede alejarse de ti, tengo curiosidad sobre ti. Eres la única chica que me llamó la atención fisica y mentalmente - me inspeccionó de arriba a abajo. Intenté controlar mis nervios.
- Quizas es por que nunca te interesastes en conocerlas más allá de la cama - susurré.
- Ninguna me llamó la atención, pero tú… - lamió sus labios - no se que tienes, y daria lo que sea por saber que estás pensando ahora - murmuró.
- Pienso que estás loco - mordí mi labio. Él rió entre dientes y se separó de mi “
“La miré y la vi tiritar, después me di cuenta de que yo tambien estaba tiritando.
- Ven aquí - suspiré abriendo mis brazos. Ella me miró extrañada, intentando averiguar si me traia algo entre manos - Vamos, hará menos frío - la animé. Se acercó dudosa a mi y me rodeó la cintura con sus brazos, y yo rodeé sus hombros. Nos apoyamos en el rincón. Con una mano saqué mi Iphone del bolsillo, y como pude llamé a Ryan.
- Hey bro’ ¿Donde estas? Has salido corriendo y…
- Si, lo siento, pero necesito que vengas a por mi, nos ha cogido lloviendo, y estamos en un soportal.
- ¿Nos? ¿Con quien estás?
- Me he encontrado con __________.
- Oh claro, ¿Donde estais?
- mmmmm…. Miré a mi alrededor. - en frente al campo de futbol que está en salt lake.
- Voy para allà - colgó. Metí mi iphone en mi bolsillo y abracé a __________ más fuerte.
- Creo que vamos a coger una pulmonia - froté su espalda.
Ella rió mientras tiritaba. Poco a poco, sentí el calor de su cuerpo junto al mio.
- ___________ - dije.
- Dime.
- Quiero que vengas esta noche, te traeré temprano, lo prometo, solo quiero que estés allí con nosotros, aunque solo sean 3 horas. - aguantè la respiración esperando su contestación. Ella lo meditó un momento para despues decir…
- Esta bien. - moví la cabeza confuso.
- ¿En serio? - me separé un poco de ella para mirarla. Ella sonrió y asintió. Sonreí, la cogí de su mentón y le di un pequeño beso.
- ¡Justin! - se quejó separandose.
- ¿Que?
- Te dije que los amigos no se besan - volvió a abrazarse a mi.
- Oh - sonreí - Lo habia olvidado. “
” Cuando ya llevaba un rato de la canción bailando, Justin me pegó a él tanto que no pasaba ni un folio entre nosotros. Me echó el pelo hacia atrás, ya que estaba detràs mia. Mordió mi oreja.
- Deberias de moverte así, solo para mi, mientras que te quitas la ropa - dijo con voz ronca. Mordí todo mi labio de abajo. “
“- Y bueno, ¿Que tienes pensado hacer? - le pregunté. 
- Ven aqui - se sentó en el sofá y me hizo señas para que me acercara más a él. Me puse de rodillas y fuí hacia donde se encontraba. Justin cogió una de mis piernas y la pasó por encima suya, haciendo que el quedara en medio de mis dos piernas. - Pensaba besarte hasta que fuera la hora. Espero que hayas puesto la alarma - sonrió. Sonreí y sentí mis mejillas arder. 
- ¿Por qué te sonrojas? - me preguntó. Lo miré, miré sus ojos mieles, me encantaban. 
- Supongo que no estoy acostumbrada a esto - me senté en su regazo, apoyé mi cabeza en su hombro. “
“Solo escuchaba mi respiración agitada por la carrera y mis zapatos por el asfalto. Giré en una calle y vi a otro grupo de chicos, pero en ese estaba Justin, y estaba sujetando una pistola. Me quedé en shock cuando disparó a varios chicos que estaban en frente de ellos, sus cuerpos cayeron al suelo.
- Ahí está - gritaron detrás de mi. Los chicos que estaban en el grupo de Justin, se giraron y pude reconocer que eran Chaz, Cody, Ryan y Christian. Justin me miró. Me giré para ver como los otros chicos se acercaban a mi. Me cogieron del brazo, y ni siquiera hice resistencia para soltarme, aún seguía sin poder creerme lo que habia visto. “
“ - Ahora que sabes todo…. ¿Te gustaría volver a… intentarlo? “
”- ¿Que haces aqui?
- Yo, vine a darte una respuesta. - me mordí el labio. - Siento haberte despertado. 
- No pasa nada… Y ¿Que has pensado?
- Si - dije nerviosa. 
- ¿Si? - él se levantó. - Creo que solo por eso voy a perdonarte que me hayas despertado a las 10 de la mañana - se acercó a mi”
”- Te quiero - besó mi cuello.
Mi estómago se contrajo mientras que mi corazón se aceleraba y mi sonrisa se ensanchaba.
- Yo tambien te quiero. - cerré mis ojos y me dejé llevar. “
” - Dime que no hay nadie en casa - murmuré.
- No hay nadie en casa - dijo extrañada.
Me quedé un momento en silencio, no se escuchaba nada. La cogí de su cintura y la atraje hacia mi. Una mano la puse en su nuca para que no se separara y la besé. Con mi otra mano rodeaba su cintura y la pegaba contra mi cuerpo.”
“ - Me gustaria moder tu hombro - levanté la vista de la carta para mirar a Justin. Lo miré y tenía su vista clavada en mi hombro descubierto, después me miró a mis ojos. 
- Creo que tienes un problema - murmuré cerrando la carta.
- Tú eres mi problema  ”
“ -  Todo esto es por mi culpa, si tu no hubieras estado conmigo no te habria pasado nada. Solo te queria para mi, y eso ha sido egoista por mi parte por que no sabía el riesgo que tenía ponerte en mi vida. - me pasé un mano por mi pelo. - Debería dejarte ir …. - me acerqué a ella - Pero no puedo hacerlo - susurré a centímetros de sus labios. - Ya intenté alejarte de mi y no funcionó - rocé sus labios. - Eres la única persona que me mantiene cuerdo. “
“  ¿Si? - escuché su voz risueña.
- Maldita sea ________ ¿Por que no cogias el teléfono? - dije alterado.
- Lo siento Justin, aqui hay mucho ruido y no me he enterado. ¿Que va mal?
- Tienes que salir de ahí.
- ¿Que? - dijo ella gritando a causa del gran bullicio que habia donde estaba. - ¡Espera! - esperé unos segundos hasta que la escuché con mejor claridad. - Ya, dime.
- Tienes que salir de ahí, llama a tu padre, vete a casa. - dije ahora más tranquilo.
- ¿Por que?
- ¡HAZ LO QUE TE DIGO! 
- ¡NO! ¡Quiero una explicacion!
- Jo.der __________ que desobediente eres, que te vayas a casa! Que no es seguro que estes ahi! - grité dandole un golpe al volante. Paré en doble fila por que o si no, tendría un accidente.
- ¡ESTAS PARANOICO! - gritó. - Hay mucha gente aquí! ¡No me va a pasar nada!
- Ese es el problema! Hay mucha gente, vuelve a casa nena, o si no, iré a buscarte y te juro por dios que te daré unos azotes. Asi que pon tu lindo trasero a salvo y ¡VETE A CASA! “
“- No quiero que te pase nada - me abracé más fuerte a él. 
- Y no me pasará - besó mi coronilla.
- ¿Me lo prometes? - Justin dudó un segundo.
- Te lo prometo.”
“- Justin - me miró - ¿Crees que soy linda? - le pregunté.
- ¿Que? - dijo confuso.
- Te pregunto que si crees que soy linda, atractiva, que si te gusto.
- ¿Que tonterías dices nena? - dijo acercandose a mi y arrodillandose delante mia. - Eres preciosa - susurró tocando mi mejilla y haciendo que lo mirara. - Sexy, divertida, inteligente - me sonrió y limpió una lágrima que había estado aguantando.
- Entonces ¿Por qué has estado tan raro conmigo la última semana? - Justin suspiró. - No ha sido muy buena semana. ¿Sabes? No necesitas vestirte así para seducirme - sonrió y me sonrojé. Me habia pillado. - Me encanta cuando te pones esas sudaderas anchas tres tallas más grandes que la tuya y recoges tu pelo en un moño, cuando te despiertas a mi lado y llevas mi camiseta puesta, o en ese pijama de gatitos que tienes - reí- Aunque no voy a mentirte, este conjunto te queda espectacular - lo miré “
“Miré a Paula para que continuara.
- Bueno… ella nos dijo que tenia vecinos sexys - sonreí de lado. - Y… - miró a Jennifer - Y que te echaría un buen polvo - solté una carcajada. Y miré a _________ que se ocultaba con sus manos. Christian llamó la atención de las chicas y ellas se giraron.
- Que no te de verguenza preciosa - le susurré al oido - Yo pensé lo mismo. Después de verte no pude dejar de pensar en ti, y eso me frustraba. - Ella me miró - Cuando te vi con el idi.ota de tu ex en la puerta casi me da algo, tuve que desahogarme con la rubia mientras pensaba en ti. Después de eso no sabía con qué excusa ir a tu casa para verte. No podía pensar en otra cosa que no fuera en ti.
Y se que a veces me comportaba como un cap.ullo, pero sabía que eso era lo mejor, para que tú pusieras un alto. Para que vieras que no soy bueno para ti, y te alejaras. Pero no lo hicistes - cogí su cara entre sus manos - Cualquier chica hubiera salido corriendo. - Era la primera vez que le confesaba parte de mis sentimientos a alguien, es más, estaba terriblemente asustado por que como Christian dijo, estaba completamente enamorado de _____________. “
“- ¿Bailamos? - me preguntó. AQUI
- Si - ___________ sonriente me llevó a donde estaban la gente bailando.
Tiré mi botellín en una papelera y cuando me giré vi a _________ bailando sola al ritmo de la música. Moviendo sus caderas de un lado a otro. Me acerqué a grandes zancadas a ____________ antes de que alguien se le acercara. La cogí por detrás pegandola a mi. Ella se echó el pelo a un lado y puso sus gafas en su pelo. Me moví con ella al ritmo de la música mientras que la apretaba hacia a mi.
Ella se rozaba contra mi ya crecida erección. Pasé mis dedos por su abdomen y después volví a poner mis manos en sus caderas. Besé su cuello y ella apoyó la cabeza en mi hombro. Besé y mordí su hombro y escuché que jadeó. Sonreí.
- ¿Estás tan caliente como yo? - bajé mi mano hasta su feminidad y la toqué por encima del pantalón. ___________ se giró, la agarré de su trasero. Me sonrió seductoramente, metió una de sus piernas entre dos de mis piernas. Dios santo. Cuando la música empezó a ir un poco más lenta, que empezó a cantar una mujer, ella se movió lentamente contra mi y se mordió el labio mientras miraba hacia abajo. Apreté mi mandibula y la apreté mas a mi si eso fuera posible. Busqué sus labios y ella los unió con los mios. Metí mi lengua en su boca. Ella subió sus manos a mi pelo y tiró un poco de él.
“Controlate Justin” me dije a mi mismo. Me separé un poco de ella cuando la canción terminó.
- Deberiamos de dejar de bailar, si no quieres que tu primera vez sea con espectadores. - susurré roncamente en su oído.”
“  ¿Estas segura?
- Lo estoy - sonreí. Justin volvió a empujar lentamente. Sabia que estaba haciendo un esfuerzo para no hacerme daño. Gemí cuando sin previo aviso resbaló dentro de mi.
- Ay - gemí. 
- ¿Estas bien? - dijo preocupado.
- Si 
- Tienes que acostumbrarte - murmuró. 
- Muevete - susurré. Justin me miró y asentí. Empezó a moverse lentamente, Apreté sus manos y jadeé. Justin gimió. Una pequeña capa de sudor teñía su frente. Justin soltó mis manos y apoyó los codos en el colchón.Cogí su rostro entre mis manos y lo besé. Puse mis manos en su espalda, y sus músculos se tensaban debajo de mis manos. 
- Te quiero - me susurró. 
- Y yo a ti - me besó. 
- Dios ________ - gruñó. Moví mis caderas al ritmo que el marcaba. Empezó a moverse más rapido dentro de mi. Solo escuchaban en la habitación nuestros gemidos y nuestras respiraciones agitadas. 
- Justin - gemí cuando volvi a sentirme al borde. 
- Aun no nena - murmuró - Muerde mi hombro. - Mordí su hombro, sin hacerle daño y arañé su espalda. Después de unos movimientos más Justin gimió - Ahora nena, vente conmigo. - Dejé de aguantarme y ambos llegamos al orgasmo juntos. “
“Gateé hasta llegar a él y me acurruqué a su lado metiendo mi rostro en su cuello.
Justin me rodeó con sus brazos y jugó con un mechón de mi pelo.
-¿Te ha gustado? - me preguntó.
- Si - sonreí en su cuello.
- ¿Estas sonriendo?
- Sep 
- Eso me gusta nena.
- Y… ¿a ti? - pregunté insegura.
- ¿A mi? Me ha encantado cariño - mi corazón latió con fuerza de alegría - Ha sido especial para mi. Nunca había hecho el amor. - Miró hacia abajo para encontrarse con mis ojos, ya que ahora estaba apoyada en su pecho. Lo miré confusa. Iba a preguntarle pero Justin puso un dedo en mis labios. - Dije el amor, no tener sexo.”
- No te voy a decir que soy un santo, por que no lo soy. Pero no quiero que se me juzgue por algo que no he hecho __________. No, yo no me arrepiento de todo lo que viví contigo. Eres el mundo para mi, pero si no me tienes confianza, no podemos llegar a ningún lado.
- La confianza se gana, Justin, y tú has hecho todo, menos eso.
- Lo siento si te he hecho daño, nunca ha sido mi intención. Pero me parece estú.pido que estes así por algo que no ha pasado. ”
“ - _____________ - susurré. Dejé el arma a un lado y me arrodillé a un lado. -Nena - la cogí entre mis brazos y la abracé. 
- ¿Justin? - susurró ella. Y se agarró de mis hombros.
- Estoy aqui - le susurré. - Lo siento, lo siento tanto ___________ - y toda la presión que habia estado aguantando hoy, y toda la tristeza que tenia por que no podía ver a __________ se convirtieron en lágrimas que salían de mis ojos.
- Pensé que estabas muerto - sollozó.
- No, nena, nunca te dejaré. No te podrás librar de mi tan facilmente. 
Ella soltó una debil risa entre su llanto. Sonreí. “
“Estuve pensando en lo que me dijistes, y es cierto, no he hecho nada para ganarme tu confianza. Te estoy fallando constantemente, prometí protegerte y no dejo de ponerte en peligro - suspiró - Deberiamos de parar esto - susurró.
- No sirve de nada si estamos separados, solo tienes que ver lo que pasó ayer, ahora, que estoy metida en todo esto, no soy nada sin ti. Te acepté con tus cosas buenas y tus cosas malas, Justin. Y no me arrepiento de lo que hice. Nadie podrá separarme de ti, a no ser que tu quieras que me vaya.
- No, no lo quiero - cogió mis mejillas entre sus manos. - Te amo - susurró cerca de mis labios.
-Yo tambien. “
“ ¿Sabes? Cuando Aguilar me dijo lo de la bomba - Justin se tensó debajo mia - Pensé que iba a perderte. - susurré.
- Nunca me perderás. No dejaré que me maten, ahora tengo un mayor motivo por el cuál mantenerme a salvo - miré hacia arriba y lo vi mirandome, sonreí y escondí mi rostro en su cuello. - Me gusta la facilidad con la que te sonrojas, y saber que soy el motivo.”
“ ¿Sabes? A veces me pregunto, ¿Por qué yo?
- ¿A que te refieres?
- ¿Por qué sales conmigo? - él me miró confuso. 
- Nena, a veces me pregunto si eres tonta. - movió la cabeza de un lado a otro.
- Claro que no - fruncí el ceño - Es solo que quiero saber que hizo que te fijaras en mi - me encogí de hombros.
- Bueno, eres guapa.
- No comparto eso - lo interrumpí y Justin puso su dedo en mis labios para que no lo interrumpiera.
- Tienes un buen cuerpo, y aparte de eso, llamastes mi atención por que eres diferente a las demas. Tienes mucho genio, ninguna chica me había pegado por besarla, eso fué de lo más confuso. - sonreí.
- Es que tienes el ego muy subido - Justin me miró con una mueca graciosa. 
- Y bueno… eres pequeña, y … eres todo lo contrario a las chicas que acostumbraba a tratar. Eres jodi.damente imperfecta, pero eres perfecta para mi. - me besó dulcemente. - Y bueno, a eso tenemos que sumarle que estás un poco loca. - reí. - Pero eres mi pequeña loca - lo abracé apoyando mi cabeza en su pecho. 
- Tu tampoco estás muy bien de la cabeza - murmuré”
“- Nena, ellos pueden hacerte promesas, pero yo te haré creer. - levanté las gafas de sol para mirarle directamente a los ojos. “
“ - Soy solo tuyo __________.
- ¿Solo mio? - sonreí de lado.
- Solo tuyo -acarició mi mejilla. “
“ - No podria vivir sin ti - acaricié su mano. - No puedes dejarme, no puedo dejarte. Estoy tan vacía sin ti. “
”-. Eres mia - susurró - Y ya te dije que soy muy protector con lo que es mio. - susurró con voz ronca, mi respiración se volvió irregular y me maldije mentalmente por reaccionar así ante el.
- ¿Y si dejas ir a lo que es tuyo? - susurré. 
- Seguira siendo mio.
- Eso no es valido.
- Claro que lo es, no te dejé por que quisiera, te dejé por que creía que era lo mejor. 
- Mientras tú ocupes mi corazón y yo ocupe el tuyo, yo siempre seré tuyo, y tú siempre serás mia - susurró a escasos centímetros de mis labios. ”
“- Di que eres mía - gemí.
- Soy tuya. - jadeó.
- Siempre - mordí el lóbulo de su oreja.
- Siempre - me besó. Después de un rato me moví más rápido y ambos llegamos al orgasmo.  - Te amo - rocé mi nariz con la suya. 
- Yo también - sonrió. “
“Respiré hondo. - ___________, van a secuestrarte - se escuchó un sollozo” 
 ” Te amo - cogió mi mentón para que le mirase. - Te amo como no puedes imaginarte, verte así me destroza por dentro. Pero saldremos adelante cariño, lo haremos juntos. - besó sus labios con los míos - Como siempre lo hemos echo. - me incorporé un poco y lo miré. 
- Ámame Justin - susurré. Él me miró un poco confuso, pero en un movimiento volvió a estar encima mía.
- ¿Estás segura? 
- Si ”
“- ¿Te imaginas un día nosotros con hijos? - dije. La verdad es que la pregunta sonaba mejor en mi cabeza. ______ me miró. Ella parpadeó y una sonrisa se formó en sus labios.
- ¿Quieres formar una familia conmigo? - preguntó. Fruncí el ceño.
- Claro, nena. ¿Por qué no iba a querer? - ella se encogió de hombros.
- La verdad es que no lo sé, siempre pienso que tarde o temprano terminarás dejándome por otra - hizo una mueca.
- Vamos a ver _______ Watson - giré su cara - No habrá otra como tú. No te dejaré a no ser que tú me lo pidas. Tu eres todo lo que necesito. Llegaste a mi vida como un rayo de luz, y cuando te fui conociendo supe que eras la indicada. “

” -  Tengo que irme a España - tragué saliva duramente. ”
“ - No puedo hacerlo - gemí - No puedo soportar la idea de que si entras allí, ya todo habrá acabado.
- ______, puede que me vaya unos años, pero lo nuestro no ha acabado - rozó mi mejilla. Mi respiración se aceleró. - Siempre estaré contigo. “
“ - Cuando te sientas solas, yo estaré ahí, solo recuerda diciembre - dijo refiriéndose al mes que nos conocimos. - Te amo. “

Recuerda Diciembre (2º TEMPORADA)


No te rindas y dime que sientes, solo recuerda, recuerda diciembre.
No hagas caso a lo que digan los demás, regresa a mi, no aguanto más. Recuerda, recuerda diciembre y no te rindas. Solo recuerda…

Hoy recuerdo que prometimos estar juntos para siempre. Por lo nuestro pelearemos,

recordando diciembre.
TRAILER  by:@desirealba

Adelanto de Recuerda Diciembre (2º temporada)

Carta de Justin a _______ .


Querida _____ … es broma, hola nena. ¿Cómo estas? Espero que lo estés llevando bien.. todo esto, aquí… es muy diferente. Estoy aprendiendo español, no me queda de otra, y bueno, todo va bien.
¿Sabes? Te echo de menos, demasiado. Cuando imagino te recuerdo a mi lado. Cuento los días para volver a verte. Sí, son muchos, pero es lo único que me mantiene con esperanzas.
Hay muchas chicas sexys aqui, pero nada comparado contigo, creo que he tenido mucha suerte en encontrarte.
No puedo escribirte mucho, recuerda que te amo, y que siempre lo haré. Nos vemos pronto. Piensa en mi, igual que yo lo hago en ti. Y recuerda diciembre, cariño. Te quiero.

Justin.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Chapter ♥ {98} Fin.


Canción : AQUI
Me costó respirar cuando aparcamos en el parking del aeropuerto. Justin y Ryan bajaron las maletas y empezaron a caminar para entrar en el edificio. Mi respiración se hizo más pesada y mis pies eran como si estuviesen pegados al suelo del parking. Sabía, que cuando entrara allí todo se acabaría. Justin se dió cuenta de que no caminaba a su lado, miró hacia ambos lados hasta que miró hacia atras y nuestras miradas se encontraron. Avisó a Cristina y Ryan y estos se quedaron vigilando las maletas mientras que Justin se dirigía a mi.

- _______ - mumuró - ¿Estas bien?
- No puedo hacerlo - gemí - No puedo soportar la idea de que si entras allí, ya todo habrá acabado.
- ______, puede que me vaya unos años, pero lo nuestro no ha acabado - rozó mi mejilla. Mi respiración se aceleró. - Siempre estaré contigo. - Asentí torpemente convenciendome de que tenía que ser fuerte.
- Vamos - cogí su mano.
- ¿Segura? - me miró preocupado. Asentí. Nos dirigimos a donde estaban Ryan y Cristina. Ellos también se veían tristes. Justin volvió a coger de nuevo su maleta y caminamos de las manos hacia el edificio. Cuando entramos el aire frio chocó contra mi piel haciendo que me estremeciera. Había gente andando de un lado para otro, hablando, riendose…
- ¡Estamos aqui! - escuchamos la voz de Chaz. Fuimos hacia ellos, donde Cody y Jennifer se encontraban abrazados. Justin tuvo que soltar mi mano para saludar a los chicos. Jennifer y yo nos miramos, sabiendo que ninguna de las dos sería fuerte por mucho tiempo. Los chicos me saludaron y me aferré de nuevo a la mano de Justin, sintiendo su tacto.
- ¿Cuando teneis que embarcar? - preguntó Christian.
- Dentro de unos minutos ponen la puerta por la que tenemos que embarcar - dijo Cody. Justin asintió. Fuimos a facturar las maletas. Justin sacó de su bolsillo su pasaporte y su billete viendo que todo estaba en orden. Volvió a guardarlo y volvió a sujetar mi mano. Lo miré con un poco de ansiedad. Justin me miró, sus ojos expresaban tristeza y estaban brillantes.
- Acuerdate de respirar - intentó sonreir y mordí mi labio inferior entero intentando que no temblara. Lágrimas amenazaban con salir.
- Nena, por favor - Justin me abrazó y lo rodeé con mis brazos sollozando en su pecho.
- No puedes dejarme. No puedes irte, Justin.
- ________ - su voz se quebró - Volvere cariño. - me estrechó más con sus brazos.
- Tengo miedo de que no lo hagas, de que encuentres a alguien, que me dejes mientras yo sigo esperandote. - Justin me separó de lo suficiente para que pudiera mirar sus ojos con lágrimas.
- Nunca lo haré, ¿vale? Metete eso en la cabeza. Tú eres la única por la que vivo, por la que me levanto cada mañana. Solo de saber que voy a ver tu preciosa sonrisa se me ilumina el día. Has echo que le encuentre sentido a mi vida, solo tú _______. Has echo latir mi corazón con fuerza cuando él ya había dejado de latir. Has echo que intente tener una vida mejor, y que le dé una oportunidad al amor.
- Justin no me dejes, por favor - me aferré a él.
- _______ - besó mi coronilla - Tengo que hacerlo, nena, por favor, no llores. No puedo dejarte asi.
- No me dejes, no puedo enfrentarme a todo sin ti.
- Si que puedes, eres fuerte. Cuando vuelva quiero que ya estes acabando la universidad. Puedes con todo _____. Eres la persona más fuerte y valiente que he conocido, estarás bien.
- Justin - dijo Cody detrás nuestra. Me aferré a la camiseta de Justin, ahora él se iría.
- No, por favor, Justin - sollocé en un susurro. - No te vayas. No puedo sosportar el echo de que cuando te separes de mi no volveré a verte en unos años.
- Hey - hizo que me separara de él y lo miré como pude, ya que mis ojos estaban borrosos. Por sus mejillas caían unas cuantas lágrimas. - Recuerda que te amo - cogió mis mejillas y juntó sus labios con los mios en un tierno beso. Guardé en mi memoria el tacto de sus labios sobre los mios, el olor a su perfume y sus caricias en mi piel. - Voy a echarte de menos, cariño. Espero verte pronto. - Se separó de mi.
- Espera, Justin. - este me miró. Me quité la cadena que llevaba puesta y se la di. Justin la miró - Es mi cadena de la suerte, y quiero que me prometas que volverás a casa con ella para decirme que estas sano y salvo y que te ha dad… - Justin junto sus labios sobre los mios. Metiendo su lengua en mi boca.
- Te lo prometo, _______. - mi interior se estaba desmoronando por momentos.
- Te amo, Justin - cogí sus mejillas y lo besé.
- Yo también te amo, ________ .
- Vamos, Justin - volvió a decir Cody. Justin me besó con dolor una última vez y se separó para ir a abrazar a los chicos mientras que estos le decían que los echarían de menos. Limpié mis lágrimas sabiendo lo inútil que eran por que salían más. Ya no había marcha atrás, el se iba. Volvía a dejarme una vez más. Mi corazón empezó a latir con dolor contra mi pecho. Practicamente, mi mundo, se iba.
Justin se acercó a mi una última vez.
Cogió mi mentón y levantó mi mirada.
Cuando te sientas solas, yo estaré ahí, solo recuerda diciembre - dijo refiriendose al mes que nos conocimos. - Te amo.
- Yo tambien - volvió a juntar sus labios con los mios y supe que este ya era el final. Justin se separó dolorosamente de mi, nuestras manos estaban entrelazadas. Miramos nuestras manos y Justin la soltó poco a poco. Reprimí un sollozo. Se quitó la gorra y me la puso.
- No vemos pronto, pequeña -sonrió a pesar de las lágrimas que amenazaban de nuevo con salir de sus ojos. Miré su rostro una última vez y este se giró para ir al control de seguridad. Lo vi caminar al lado de Cody mientras tocaba su nuca.Escuché los sollozos de Jennifer, pero ni siquiera era capaz de mirar hacia ella y abrazarla. Mi vista seguía fija en él. Sentí a alguien agarrandome de la cintura y del codo. Sentí que iba a romperme en dos cuando Justin pasó el control y me miró una última vez antes de perderse entre la multitud. Él se había ido, me habia dejado de nuevo. Mi corazón volvió a romperse mientras sollozaba.
En mi cabeza resonaban las últimas palabras que me habia dicho,
                           “Solo recuerda diciembre”.
                                                                    FIN

Chapter ♥ {97)



Miro mis manos apoyadas en mi regazo. Mis piernas tiemblan como si tuviera un tic nervioso en ellas, haciendo que mi talón golpee con el suelo. Cristina y Ryan se encuentran sentados en el sofá que está a mi derecha, mientras que espero impacientemente a Justin mis manos empiezan a sudar, y pienso que todo esto ha sido demasiado rápido. Lo nuestro, ha sido una verdadera locura, han pasado tantas cosas desde ese diciembre que llamé a su puerta necesitando solo un teléfono… - Suspiré – La puerta de casa se abrió y me obligué a mi misma a mirar hacia arriba, esperé pacientemente a que Justin entrara por el salón. Mi corazón se paró al verlo, sabía que ya llegaba el momento. Dentro de unas horas, todo lo que amaba, se alejaba de mi lado.
Flashback
Tocaba el césped con mis dedos, mientras que arrancabas algunas hierbas. Justin fumaba un cigarrillo a mi lado. Mi corazón bombeaba fuertemente contra mi pecho. Prácticamente no había nadie en el parque a esta hora, estábamos solos y sinceramente, no se porqué habíamos acabado aquí.
-      ¿Por qué quieres quedar con James? – me preguntó rompiendo ese tenso silencio.
-      Bueno, él es lindo… - sonreí a medias – y ¿Por qué no? Supongo que debo de probar ¿no? Como siga así, seré vieja y no habré tenido ninguna relación. Creo que a partir de mi próximo cumpleaños me compraré un gato, y lo haré en todos mis cumpleaños, así cuando sea mayor, seré una vieja con muchos gatos. – Justin me miró y echó la cabeza hacia atrás soltando una sonora carcajada.
-      ¿Qué es tan gracioso? – intenté parecer seria, pero la sonrisa que se formó en mi rostro al verle reír me delató.
Echó el cigarro en la lata de cerveza que tenía a su izquierda. Justin cogió mi mano – Creo que me estás volviendo loco – jugó con mis dedos mientras que sentía que el corazón se me iba a salir del pecho. Soltó mi mano y se levantó limpiando los pantalones. - ¿Quieres que vayamos a comprarte un gato, o prefieres dejarte guiar por mi? – me tendió una mano.
-      Creo que me dejaré guiar por ti – la cogí y me levanté.
-      Espero no perderme – dijo juntándome a él.
-      A donde vayamos, no me importa – susurré.
-      ¿Podría besarte otra vez? O… ¿Volverás a pegarme?
-      Creo que podré tener mis manos quietas – mordí mi labio. Justin cogió mis mejillas y se acercó lentamente a mí. – Nena, no tienes que seguir buscando, tengo lo que deseas justo aquí – sentí su aliento chocar con mi rostro y juntó sus labios con los míos.
Fin Flashnback
Moví la cabeza cuando Justin apareció por el salón. Sus ojos estaban brillantes, tristes. Su pelo estaba peinado perfectamente. Las mangas cortas de su camiseta estaban un poco enrolladas en sus brazos, dejándome ver más sus músculos. Sus manos estaban metidas en los bolsillos delanteros de sus pantalones.  Ryan y Cristina hablaron con Justin, pero ni siquiera fui capaz de activar mis sentidos para escuchar la conversación. Solo intentaba mantener la calma.
-      ____ - la voz de Justin diciendo mi nombre me envió escalofríos por mi columna y mi cerebro reaccionó para que prestara atención a lo que tenía que decirme. Lo miré - ¿Puedes venir? – tendió su mano y me obligué a levantar mi brazo y sujetar su mano. Cuando lo hice me guió hacia su habitación mientras que yo seguía un poco aturdida por todo esto. Quizás fuese porque aún no era capaz de asimilarlo.
Justin cerró la puerta, lo miré y él me acercó a su cuerpo, rodeándome con sus brazos. Puse mis brazos alrededor de su cuello y el rodeó mi cintura. Apoyé mi cabeza en su pecho mientras que Justin empezó a movernos como si estuviéramos bailando un lento. Acaricié su nuca con mis dedos mientras que luchaba con las lágrimas que amenazaban con salir de mis ojos. Tenía que ser fuerte, no podía derrumbarme de nuevo, no ahora. No cuando él intentaba llevarlo lo mejor que pudiese para no rompernos a los dos en pedazos.
-      Si aún estás aquí, para mí, cuando regrese…- lo interrumpí.
-      Siempre estaré aquí – susurré poniendo una mano en su pecho.
-      Si aún estás aquí – volvió a repetir – haremos todo esto mejor.
Unos golpes en la puerta me sobresaltaron, me separé de Justin y este abrió. – Es hora de irnos – dijo Ryan. Ambos asentimos y Justin cogió sus maletas, mientras que yo intentaba ayudarlo.
-      Deja, nena. Son muy pesadas para ti – me sonrió y las cogió el todas.
-      Yo puedo ayudarte.
-      Claro que si pequeña Hulk, pero estoy bien con esto – besó mi nariz. – Tiré de la comisura de mis labios creando una sonrisa en mi rostro. Caminamos por el pasillo mientras que Justin suspiraba. Ryan llevaba una maleta de Justin así que Justin cogió mi mano, apretándola. Respiré hondo mientras que bajamos por el ascensor. Sentía mi estómago contraerse debido a los nervios. Cargaron las maletas en el coche. Me senté en el asiento de atrás y Justin no tardó en arrastrarse a mi lado. Pusimos nuestros cinturones y él agarró mi mano.
Solo tardariamos unos 15 minutos hacia el aeropuerto. Justin cogió mi mano cuando Ryan arrancó. En el aeropuerto nos encontraríamos con Jenny, Cody y los demás.
Tragué el nudo que tenía en la garganta y mis manos empezaron a sudar de nuevo. Quité las manos de las de Justin y me limpié en los pantalones.
-       Tranquia - me susurró - volveré antes de que te hayas dado cuenta de que me he ido - intentó tranquilizarme. Volví a agarrar su mano.
-       Sabes que no es verdad - murmuré - Te extrañaré desde que cruces la seguridad del aeropuerto. Será una tortura no tenerte, enfrentar a todo lo que me rodea sola. - Justin apretó mis manos.
-       Yo solo… quiero que seas fuerte, por mi. - me susurró. - Mirame - me cogió del mentón - Siento haberla cagado. Siento que tengas que pasar por todo esto. Pero ahora, quiero que me prometas que serás fuerte, que seguirás adelante sin mi, hasta que vuelva.
-      No puedo prometerte algo que no se si voy a ser capaz de cumplir - mi voz se quebró.
-      ____ esto me destroza por dentro - susurró. Tragué el nudo en mi garganta y miré por la ventana mientras que Justin empezaba a acariciar mi brazo.
Cerré mis ojos sintiendo su calor y su tacto sobre mi brazo.

Chapter ♥ {96)



Los rayos del sol me despertaron. Abrí los ojos y me encontré con el pacífico rostro de Justin mientras dormia. Nuestras piernas estaban enredadas. Mi cabeza estaba apoyada en su brazo y su otro brazo pasaba alrededor de mi cintura. Mis manos descansaban en el pequeño espacio que habia entre nuestros cuerpos. Me quedé ahí, sin moverme, solo mirandole. Nervios se agolpaban en mi estómago al saber que esa sería la última vez que lo vería al despertarme. Pensar que no lo iba a tener durante 4 años hacia que mi estómago se contrajera.
Miré mis manos antes de mirar sus ojos de nuevo y me encontré con sus ojos abiertos. Miré sus preciosos ojos marrones claros, mi corazón empezó a ir más rápido solo al sentir sus ojos sobre mi, mirandome directamente.
- Buenos dias - murmuró.
- Buenos dias. - Justin lamió sus labios. El brazo que tenía puesto alrededor de mi cintura se hizo más fuerte y me acercó mas a él sin dificultad. Lo abracé mientras que mi frente descansaba en su pecho desnudo.
- Voy a extrañar despertar junto a ti - me apretó contra él.
- Yo tambien - murmuré. - ¿Has quedado ya con tu madre? - pregunté.
- Si - suspiró - A las 12, por lo tanto - quitó una mano de mi cintura y cogió su móvil que estaba encima de la mesita de noche - Me quedan dos horas.
- ¿Solo son las 10?
- Si - volvió a abrazarme.
- Parece que he dormido un mundo - murmuré aspirando su olor.
- Ayer nos acostamos temprano, ¿Te acuerdas de nuestras sesiones de besos? - miré a Justin y sonreí.
- Como olvidarlo.
- ¿Que te parece si volvemos a hacer una? - yo sonreí y Justin me besó - Hace meses que no hacemos ninguna sesion de estas - volvió a besarme. Cambiabamos de posición mientras nos besabamos y nuestras manos recorrian nuestros cuerpos.
Narrado por Justin
Me quité mis gafas de sol cuando llamé al timbre de casa de mamá. Ella abrió y tuve que mirar hacia abajo para mirar sus ojos grises.
- ¡Justin! - dijo feliz.
- Hola mamá - la rodeè con mis brazos. Ella rió.
- ¿A que se debe tanto amor? - rió separandose de mi. Cerré la puerta y la seguí hacia la cocina.
- ¿No puedo abrazar a mi madre? - dejé las llaves del coche y las gafas en la mesa de la cocina y me apoyé en la encimera.
- ¡Claro que si! Estoy contenta de que estes aqui. ¿Quieres un café? - dijo echando leche en una taza.
- Por favor - la miré mientras que ella los preparaba. Si me costó decirselo a _______, a mi madre…. Golpeé con la llema de los dedos la encimera.
- Vamos al salón, estaremos más cómodos. - asentí y la seguí con mi taza en mi mano con cuidado de no derramar nada.
- ¿Cómo va todo con ________ ? - preguntó moviendo la cuchara dentro de su café.
- Con ella todo perfecto - sonreí.
- ¡Eso está muy bien! - sonrió enseñando su blanca dentadura.
- Pero… - hice una mueca y miré a mi café.
- ¿Que? - mi madre me miró interrogante.
- Ya sabes, mi trabajo….
- ¿Que pasa con eso?
- Tengo que irme a España unos años. - mi madre dejó de revolver su café. La miré y sus ojos estaban en mi. Expresaban preocupación, tristeza y algo de enfado. Me quedé en silencio mientras que ella reaccionaba. - ¿Cuanto son unos años? - murmuró.
- Tres o cuatro. - mi madre mordió su labio inferior para que no le temblara mientras que sus ojos se aguaban.
- ¿Por qué?
- No preguntes el por qué. Solo tengo que hacerlo, no tengo otra elección.
- Siempre hay otra elección
- No para mi, mamá. - bebí un sorbo de mi café.
- ¿Llamaras?
- No puedo estar en contacto con nadie - ella hizo una mueca de dolor.
- ¿Te vas con _________?
- No, voy con Cody.
- ¿Cómo ha reaccionado ella? - limpió sus lágrimas.
Suspiré - Al principio no muy bien, después estuvo bien, y después se puso peor.
- Pobre chica, Justin - susurró y un pinchazo atravesó mi pecho.
- ¿Crees que no me duele dejarla? ¿Que no me duele dejarte? - ella dejó su café en la mesa. - Ven aquí cariño - abrió sus brazos y no lo dudé. La abrazé mientras que me rompía delante de ella. Mi cabeza estaba apoyada en su pecho mientras que ella me susurraba palabras de consuelo.
- Te quiero mamá.
- Yo tambien te quiero, Justin. Me quedé abrazado a ella hasta que estuve un poco más tranquilo.
- ¿Ella te esperará? - preguntó secandose unas lágrimas.
- Eso espero - suspiré.
- ¿Cuando te vas? - cogió mi mano entre sus pequeñas manos.
- Dentro de unas horas - ella se incorporó y besó mi mejilla.
- Ten cuidado, Justin. Sé que no te vas de vacaciones. ¿Cómo no voy a saber de mi hijo en cuatro años? - habló para si misma.
- Estaré bien, mamá - la tranquilizé.
- Pero yo estaré preocupada - frunció el ceño - No puedes hacer eso, intenta hacerme una llamada, enviarme una carta o algo. ¿Vale? Aunque solo me digas ” Estoy bien”.
- Lo intentaré. - Miré el reloj que estaba colgado en la pared. - Tengo que irme - me bebí lo que me quedaba de café.
- Claro - ella se levantó conmigo y me acompañó a la puerta.
- Ten mucho cuidado cariño - me abrazó. - Recuerda que te quiero.
Aspiré su aroma una última vez - Lo tendré, yo también te quiero - besé su mejilla. Bajé los escalones mientras que ella se quedaba allí con lágrimas en los ojos. Me puse mis gafas de sol y me monté en mi coche. La despedí con mi mano mietras que ella hacia lo mismo y ahogaba un sollozo con su otra mano.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Chapter ♥ {95)



Narrado por Jennifer.
Me miraba en el espejo de cuerpo entero de mi habitación. Las cicatrices de los cortes siempre estarían ahí. Cerré mis labios y reprimí un sollozo. Unos golpes en la puerta hicieron que me sobresaltara.
- Jennifer - dijo mi hermano -Te estan esperando en la puerta.
- Vale, ahora voy, estoy cambiandome - no escuché respuesta. Me puse unos leggins negros y una camiseta blanca- Suspiré y me puse una rebeca roja, aunque no hacia nada de frío. Me miré una última vez al espejo y salí. Me dirigí a la puerta donde allí estaba Cody. Sonreí al verlo, pero mi sonrisa se borró cuando vi su rostro serio.
- ¿Que va mal? - pregunté preocupada.
- Tenemos que hablar - mi corazón se encogió - ¿Podrías salir a dar una vuelta?
- Claro - dije. - Voy a ponerme los zapatos. - entré de nuevo a mi habitación y me puse mis vans rojas mientras que mi cabeza le daba vueltas a lo que Cody tenía que decirme. - Michael, ahora vengo.
-Mamá no te deja salir con Cody - dijo este mirando a la pantalla de la televisión mientras jugaba a la xbox.
- Mamá no está ahora, vuelvo al rato - cogí las llaves de casa y mi móvil. Me encontré a mi perro, Nevado ladrando a Cody mientras que este lo miraba divertido. Meti a Nevado en la cocina para que no saliera. Y salí de casa.
- Vamos - cogió mi mano bajamos las escaleras. Salimos del portal y Cody me abrió la puerta para que entrara al asiento del pasajero. Entré y empecé a morder mi labio nerviosa. Cody se montó y condució.
- ¿Donde vamos? - pregunté.
- A mi apartamento - dijo. Asentí. Miré su pelo rubio, sus ojos azules estaban tapados por unas ray-bans negras. Sus brazos estaban tensos mientras agarraba el volante. Mordí todo mi labio inferior para no empezar a preguntarle. Me concentré en mirar por la ventana.
Cuando llegamos bajamos del coche y subimos a su apartamento.
Cody abrió la puerta y me dejó entrar. No era la primera vez que había estado aquí, pero me sonrojé levemente al recordar que aquí habia sido mi primera vez.
- Sientate - dijo Cody. Asentí y me senté en el borde de sofá. Subí las mangas de mi rebeca y esperé pacientemente hasta que Cody se decidiera a hablarme. ¿Y si Cody quería dejar lo nuestro? Negué con la cabeza para despejar esos pensamientos. Cody se movía de un lado a otro por el salón supongo que pensando la forma de contarme lo que tenia que decirme.
Mi paciencia se estaba agotando.
- Jennifer… - por fín habló - Me voy a España mañana, no volveré hasta dentro de unos años. - Me quedé congelada, el aire a mi alrededor se hizo más denso dificultandome el respirar. Lamí mis labios secos.
- ¿Por qué? - susurré.
- La policía va a empezar a investigarnos dentro de nada por los asesinatos que cometimos Justin y yo cuando os secuestraron. Si no queremos que no metan entre rejas será mejor desaparecer un tiempo de aqui. - Limpié una lágrima que caía por mi mejilla.
- No puedes dejarme - susurré.
- No tengo otra elección, no quiero irme, no quiero dejarte - se puso de cunclillas en frente mia. - Pero… tengo que hacerlo - puso una mano en mi mejilla y con su dedo pulgar acarició mi labio inferior. - Jennifer… si cuando me vaya quieres salir con alguien… seguir haciendo tu vida… lo entenderé.
- ¿Y si tú haces tu vida en España? - pregunté. Cody negó.
- No creo que encuentre a ninguna como tú. Maldi.ta sea, me has calado hondo nena. - solté una risita. Cody sonrió y metió un mechón detrás de mi oreja. - No sabes lo que me está costando esta decisión, también tenemos que solucionar mi.erda allí - él suspiró.
Hice un puchero con mi labio inferior - Pero ¿Cuantos son unos años?
- Quizás 3 o 4 - jadeé.
- Eso es mucho tiempo - limpié mis lágrimas.
- Lo se, nena. Lo siento. ¿Que te pareces si pasamos esta noche juntos? - lo miré.
- No creo que mi madre me deje - murmuré.
- Siempre puedes decirle que estarás en casa de ______.
- Vale, voy a llamarla. - Cody se sentó a mi lado mientras que acariciaba mi espalda por encima de la camiseta. Se escucharon los pitidos y la voz de _______ acelerada se escuchó al otro lado de la línea.
- ¿Si?
- ¿Interrumpo algo? - sonreí y lo puse en altavoz.
- O no - rió - solo estaba bañandome.
- ¿Quien es? - se escuchó la voz de Justin de fondo.
- Jennifer - dijo ______.
- Eres muy inoportuna, estabamos a punto de… - _______ lo interrumpió.
- ¡Callate ton.to! - rió nerviosa y Cody rió por lo bajo mientras que yo sonreía. - Lo siento, dime ahora.
- Si mi madre te llama, dile que estoy contigo. - mordí mi labio.
- Claro, ¿Estarás con Cody? - preguntó.
- Si - dijo este.
- Cuidamela - dijo _______.
- Lo haré - sonrió Cody.
- Gracias ______
- No hay de qué, nos vemos mañana, te quiero.
- Y yo a ti - colgué.
Después llamé a mi madre, y no sonó muy convencida, pero aceptó. Suspiré mientras que me masajeaba las sienes. Cody entró con un vaso de agua. Bebí un poco y lo dejé encima de la pequeña mesa.
- Aun no puedo creerme que hoy sea la última noche que pasaremos juntos. - suspiré.
- Ni yo tampoco - murmuró. - Ven aqui - señaló su regazo y me senté en sus piernas. - Voy a echarte de menos - me abrazó.
- Yo tambien a ti.
- Aunque habrá muchas sexys españolas - lo miré y le di un golpe en el hombro levantandome. Cody rió.
- No es gracioso - me crucé de brazos.
- Si, lo es - me tiró un cojín. Lo cogí y se lo tiré de vuelta.
- Pues yo saldré con un sexy canadiense.
- No hay sexys canadienses - se levantó.
- Si los hay, solo mira Justin, asi que si hay un sexy canadiense, habrá más - hice una mueca intentando no reirme por su cara. Mordí mi labio. Cody se acercó a mi cogiendo mis caderas, rodeé su cuello con mis brazos mientras que me perdía en sus preciosos ojos azules.
- Te amo - susurró cerca de mis labios.
- Yo tambien te amo - susurré. Juntó sus labios con los mios haciendo que una corrientr recorriera todo mi cuerpo. Me acerqué más a él y pasó sus manos por la parte baja de mi espalda hasta llegar a mi trasero y pegarme a él. Me subió por mi trasero y rodeé su cintura con mis piernas. - Extrañare esto - susurró en mi boca.
Mordí su labio inferior y se dirigió a su habitación con cuidado de no chocar con nada y sin dejar de besarme. Caimos en la cama, él debajo de mi. Quité mi camiseta y le quité a él la suya para seguir besandonos.
Toqué los músculos de sus brazos mientras nos besabamos. Cody pasó sus manos por mi espalda hasta llegar al broche de mi sujetador, lo desabrochó con facilidad me separé de él para quitarlo por completo, tirandolo a un lado de la habitación. Eché mi pelo a un lado y volví a besarlo pegando nuestros pechos desnudos. Cody gimió en mi boca. Me agarró de la parte baja de mi espalda y dimos la vuelta hasta él quedar encima mio. Besó mi clavícula, bajando por mi cuello dejando besos mojados. Aguanté la respiración cuando sentí su aliento en uno de mis pechos. Mordí mis labios mientras que él besaba uno y torturaba el otro con la mano. Insconcientemente levanté mi cadera.
Despues hizo lo mismo con el otro pecho llevandome a la locura. Bajó por mi abdomen besandolo. Llegó a mis leggins y quitó mis zapatos y calcetines. Elevé mis caderas para que le resultara más fácil quitar mis leggins. Cody me miró lamiendose los labios. Mordí mi labio y me eché hacia arriba en la cama para tener más espacio. Vi a Cody quitarse los pantalones y sus boxers, dejandome ver su miembro erecto. Miré hacia otro lado avergonzada, aún no me acostumbraba a esto. Cody sacó de su cajón un preservativo, rompió el papel con los dientes y se lo puso. Se puso encima mia pero antes quitó lentamente mis bragas.
Miró las cicatrices en mis piernas y brazos e hizo una mueca de dolor.
- No pienses en eso - me senté en la cama y lo cogí por sus mejillas - Piensa en este momento - le di un beso. Cody me echó hacia atrás y se apoyó con una mano en la almohada, al lado de mi cabeza. Puso su miembro en mi entrada y empujó lentamente. Rodeé sus caderas con mis piernas cuando entró completamente en mi. Cody no me habia tocado un pelo desde el secuestro, y lo necesitaba. Me besó y empezó a entrar y a salir suavemente. Como si estuviera grabando este momento en su memoría, al igual que yo también lo hacia. Moví mis caderas al ritmo que él marcaba dandonos más placer. Jadeé y mordí mi labio cuando empezó a ir más rápido.
- Te sientes increible - gimió Cody - Me encanta la forma en la que tu pequeño cuerpo se amolda al mio - gemí y arañe su espalda cuando me sentí en el borde. Después de un rato llegué al orgasmo mientras mis músculos se tensaban y después se relajaban haciendo mi cuerpo temblar, Cody llegó unos segundos más tarde que yo, y sentí sus músculos de la espalda tensarse en mis manos.