Musica

miércoles, 30 de julio de 2014

Chapter ♥ {37} maratón 5/5



Narrado por ____________
No habiamos ni andando dos pasos cuando la voz de una niña pequeña se escuchó.
- ¿Justin? - ambos nos giramos buscando de quien venía esa voz.
- ¿Jazzy? - dijo él mirando a una niña de unos 6 años rubia.
- ¡Si! Jaxon es Justin! - saltó de felicidad la niña. Justin soltó mi mano y se dirigió a la que nombró como Jazzy. Justin se arrodilló en el suelo y la abrazó.
Después vi a un niño rubio, de unos 3 o 4 años correr hacia él. Justin abrió sus brazos y los abrazó a los dos.
- Te hemos echado de menos - dijo Jazzy abrazada al cuello de Justin.
- Yo también - dijo Justin besando la mejilla de los dos niños. Morí de ternura.
- ¡Jazzy, Jaxon! - gritó un hombre. Levanté la vista y vi a un hombre dirigirse hacia ellos.
Justin se levantó. 
- Os he dicho que no os separeis de mi - los regañò.
- Papá, es Justin - dijo el pequeño. El hombre miró a Justin con cara de pocos amigos.
-No puedes apartarme de ellos eternamente, son mis hermanos - dijo Justin.
Mi boca cayó al suelo. ¿Sus hermanos?
- Ellos no pueden tener a una basura como hermano mayor - cogió la mano de los dos niños y se giró. Justin apretaba sus puños y los dos niños miraban hacia atrás para poder ver a Justin.
No sabía si acercarme, o esperar a que se tranquilizara. Opté por la segunda opción.
Me acerqué poco a poco a él.
- Justin - susurré. Cuando rocé mi mano con la suya él hizo un movimiento brusco haciendo que me sobresaltara. Empezó a caminar rápido hacia el coche.
Lo seguí casi corriendo. Cuando llegó al coche le dió una patada a la rueda.
La gente se le quedaba mirando.
- Justin, Justin - intenté calmarlo.
- ¡Claro! ¿Por qué iba a ver a mis hermanos? ¡Soy una basura! ¡No soy un buen ejemplo para ellos! - desesperó.
Cogí sus brazos. - Justin, tranquilizate por favor - lo miré a los ojos. Dejé caer mis brazos. Abrió el coche, se montó y antes de que arrancara conseguí subirme.
- Maldita sea - murmuró y le dió un golpe al volante.
Empezó a conducir rumbo a casa.
Ninguno de los dos hablaba. Miré por la ventana.
Su móvil sonó. - Joder, ¿y ahora qué? - murmuró fastidiado. 
-¿Que quieres? - dijo borde. …. - Joder ahora no puedo……. Pues por que voy con mi chica en el coche - dijo enfadado. ¿Su chica? Mordí mi labio para no sonreir. Volví a mirarlo.
- Si, podria… Joder callate Chaz, que si, que voy para allá. - se quedó callado
- Estoy lejos de casa, y si tanta prisa tienes no puedo dejarla a ella en casa…. - bufó molesto. Colgó. 
-¿Que pasa? - le pregunté. 
- Tengo que… hacer cosas - se pasó su mano por el pelo.
Paramos en un semáforo, se remangó su chaqueta negra hasta quedar un poco más abajo de sus codos, y abrió un poco la ventana.
- Te quedarás… jo.der no lo se - suspiró frustrado. Pisó el acelerador a fondo cuando el semáforo se puso en verde. Ni siquiera veía bien los coches que pasabamos de la velocidad que llevaba. 
Divisé a unos cuantos kilómetros un poligono con muchos almacenes. 
- ________, voy a aparcar por aqui ¿vale? Tienes que quedarte en el coche, y por el amor de Dios, no salgas, ¿me has entendido? 
- Si 
- Bien - aparcó al lado de un almacén. -  Cierra el seguro cuando salga del coche, y repito, por favor, no salgas.
- Esta bien, y no, no saldré del coche - murmuré molesta y miré hacia otro lado. Justin me giró la cara para que lo mirara y me besó. 
- No tardaré. - salió del coche, abrió el maletero, y después lo cerró. Lo vi irse hacia delante, hasta que se perdió en la oscuridad. Mi corazón iba a 100 por hora. Mordí mi labio nerviosa,
¿Que iba a hacer? 
Vi pasar a una chica en la acera de en frente, o mejor dicho, correr. Era perseguida por varios chicos. Mi corazón se encogió cuando cogieron a la chica y empezaron a pegarle.
Tapé mi boca con mis manos.
Los chicos se fueron riendose, y cuando me aseguré de que se fueron, rompí las reglas de Justin y me bajé del coche para ir a ayudarla.
Corri hacia la cera de enfrente. 
- ¿Estás bien? - le pregunté. Ella no me habló. - Eh, chica - la moví un poco, vi su cara, estaba totalmente destrozada. Me acerqué a su pecho para ver si respiraba, no lo hacia.
Oh dios mio. Le di la vuelta y comprobé si su corazón estaba funcionando.
Si así era, aunque debilmente, recordé las clases de primeros auxilios que nos habia dado la profesora de ciencias y me puse a ello. Presioné con mis manos su pecho mientras que contaba. Uno, dos, tres. Después tapé su nariz e intenté darle oxigeno. 
- Eh, tú - me di media vuelta y vi que eran los mismos chicos de antes, los que le habian pegado a aquella chica. Me levanté, vi que se dirigieron hacia a mi y empecé a correr cuando me di cuenta de que iban detrás mia. Solo escuchaba mi respiración agitada por la carrera y mis zapatos por el asfalto. Giré en una calle y vi a otro grupo de chicos, pero en ese estaba Justin, y estaba sujetando una pistola. Me quedé en shock cuando disparó a varios chicos que estaban en frente de ellos, sus cuerpos cayeron al suelo.
- Ahí está - gritaron detrás de mi. Los chicos que estaban en el grupo de Justin, se giraron y pude reconocer que eran Chaz, Cody, Ryan y Christian. Justin me miró. Me giré para ver como los otros chicos se acercaban a mi. Me cogieron del brazo, y ni siquiera hice resistencia para soltarme, aún seguía sin poder creerme lo que habia visto. 
- Sueltala - escuché, me giré para ver a Justin apuntando a los dos chicos.
- ¿Tú quien eres para ordenarnos nada? - bufó uno.
Justin se puso debajo de una farola para que pudieran verlo. En ese momento me soltaron.
- Largo - dijo Justin haciendo una señal con la pistola.
Los chicos levantaron sus manos en son de paz y se dieron la vuelta. Esta vez Justin me cogió del brazo haciendome daño.
- Te he dicho que no salieras del pu.to coche - gritó enfadado. No pude pronunciar ni una palabra, la imagen de Justin apretando el gatillo y los cuerpos de los chicos cayendo se reproducía una y otra vez en mi cabeza. - Maldita sea - murmuró. 
- Justin- escuché detrás nuestra. 
- Después hablamos Chaz - dijo duro. Me arrastró por donde habia venido, tirandome del brazo. Antes de llegar al coche me deshice de su agarre y eché a correr hacia la carretera, necesitaba alejarme de Justin. Seguí corriendo, escuchando las pisadas de Justin justo detrás mia, no escuchaba nada, solo un molesto pitido en mi oidos y mi respiración agitada. Sentí que Justin me cogía de la cintura y empezé a gritar. 
- ¡DEJAME! - grité.
- ________ tranquilizate! - me gritó. Hizo su agarre más fuerte alrededor de mi cintura mientras que yo intentaba soltarme pataleando. 

Chapter ♥ {36} maratón 4/5



____________ se inclinó un poco hacia mi. Me agaché para que llegara a mi oido mejor.
- Todas te miran - me susurró y volvió a ponerse bien.
Levanté mi cabeza lentamente y mirè alrededor, viendo como un grupo de chicas miraban hacia nosotros y susurraban. Me acerqué a __________.
- Te tienen envidia - le susurré. Ella me miró con el ceño fruncido y sonrió.
- Seguro que me están criticando - ella se agarro a mi brazo. - Tipo… ¿Como él puede estar con ella? - hizo cara de espanto. Reí por su cara.
- ¿Te han dicho que eres muy graciosa?
- Sep - me miró. Le sonreí y le di un corto beso, ya que nos tocaba pedir.
La chica me miró esperando a que pidiera. 
- Quiero un happy meal con… - miré a _______. 
- Hamburguesa solo con queso, patatas normales, una botella de agua y de postre un danonino. - terminó. La chica apuntó. 
- Bien ¿Algo más? - preguntó.
- Si - dije - Yo quiero un McMenú, con patatas normales y una coca-cola. 
- Son 11’20 - dijo sancando el ticket.
Saqué la cartera y pagué. No tardó mucho en ponernos la comida en una bandeja.
Cogí la bandeja y seguí a _______.
- ¿Donde nos ponemos? - me preguntó. 
- Mmmmmm… - miré por el restaurante - Pues.. ponte allí - señalé con la cabeza hacia una esquina. Ella asintió y se dirigió allí. Me senté en frente de ella.
Cogió su cajita y la abrió. Sacó su hamburguesa, sus patatas. Abrió la hamburguesa y encima del papel de esta puso las patatas. Le echó Ketchup y mordió su hamburguesa. Imité lo que hizo y mordí la mia.
- ¿Todo eso te vas a comer? - me preguntó.
Miré mi hamburguesa de dos pisos. 
- Mmmm… si, tengo un cuerpo más grande que el tuyo, tengo que alimentarlo bien.
- No , si ya veo - soltó una risita. Ella dejó su hamburguesa y volvió a meter la mano en la caja. Sacó una bolsa transparente de plástico. Me quedé mirandola.
Ella abrió la bolsa donde habia un Bob Esponja vestido con un bañador verde y unas gafas de sol moradas. Ella miró concentrada las instrucciones, después abrió el Bob Esponja por espalda y sonrió al ver lo que contenía dentro.
La miré espectante. Me miró y sonrió. Le sonreí de vuelta. 
- ¿Que hay detrás? - le pregunté.
- Es como una cámara, creo, no lo sé - frunció su ceño. - Se pasan imagenes si le das a este botón - me explicó. Me dio el muñeco y pasé las imagenes. 
- Vaya, muy interesante - se lo devolví riendome. 
- Si si , pero tu tenias curiosidad Bieber - puso el Bob Esponja a su lado.
- Pareces una niña chica - bebí un poco de mi coca-cola. - Deberías madurar.
- Si madurase sería muy aburrida - continuó comiendo.
- No tiene por qué, yo soy maduro, y soy divertido - sonreí.
Ella me miró y soltó una carcajada - ¿Bromeas? Tú ¿Maduro? Si, claro, por eso llevas pantalones de pijama de Mario Bros ¿verdad? - rió. Cogí una patata y se la tiré. 
- Hey! - dijo cogiendo la patata y tirandomela de vuelta - Solo digo la verdad. - sonrió. Pasamos la comida mientras que hablabamos de varias cosas. Después me pasé al asiento de su lado y me senté junto a ella. 
- No jo.das nena, ¿vas a montar la cajita? - dije sin poder creermelo.
- Claro, esto de aquí - me señaló unos brazos blancos - se puede quitar y ponerlos y montar la caja - dijo feliz. Rodé los ojos. Ella empezó a quitar los brazos y a montarlo, estaba muy concentrada así que no la quise interrumpir y me puse a mirar como montaba la cajita.
Cuando terminó sonrió y me la enseñó.
- ¿A que es una monada? Es super graciosa - soltó una risita moviendo la caja en frente mia. Rodé los ojos cogí la caja, ya que me tenía un poco harto, y arrugué la caja entre mis manos, ella se quedó seria mirandome. La hice una bola, me puse de pié en el asiento, ya que no podía salir por que _____ estaba en el asiento que daba a la salida.
Salté y fuí a tirar la caja a la papelera.
Cuando me giré la vi mirandome seria con la boca abierta. Volví a sentarme y la miré poniendo mi mano cerrada en un puño en mi boca mientras que aguantaba una risa. Ella seguía mirandome seria y con la boca abierta.
- Como no cierres la boca te va a entrar una mosca nena - cerré su boca. Ella miró hacia el frente. 
- No puedo creer que hayas tirado mi cajita feliz - murmuró y bebió un poco de agua. 
- Le echabas más cuenta a la cajita que a mí - me encogí de hombros. Ella me miró.
- ¿Estabas celoso de una caja? - alzó una ceja. - Creo que tienes un problema - movió la cabeza de un lado a otro. Cogió su danonino bebible e intentó abrirlo, pero no podía.
- ¿Me lo abres? - me tendió el danonino. Lo cogí, lo abrí y se lo dí.
La vi tomarse su “mini-postre”. - Ya - dijo poniendolo en la bandeja. Miré la hora. Las once menos cuarto. Escuché de nuevo cuchillear. Miré al grupo de chicas que antes me habia dicho ________ y nos seguian mirando.  
- ¿Que tal si nos vamos de aqui? - rocé su mejilla. - Demos un paseo. 
- Esta bien - me sonrió. Nos levantamos, cogimos las bandejas y tiramos su contenido a la basura. 
Al salir del McDonalds agarré la mano de ________ y empezamos a caminar por la avenida.

Chapter ♥ {35} maratón 3/5




Narrado por Justin

Llamé al timbre y esperé a que me abrieran la puerta. Mordí mi labio. ¿Por qué estaba nervioso?
La madre de ______, Maria me abrió la puerta.
- Oh, hola Justin - me sonrió.
- Hola, ¿Está ________? - Ella me miró un poco confusa. 
- Claro, pasa, está estudiando en su habitación - me dejó pasar.
- Puedo… - señalé la puerta de la habitación de __________.
- Si, claro, ve - cerró la puerta de la calle. Me dirigi a la puerta de la habitación de ________ y la abrí despacio. 
La veía de espaldas, su pelo estaba suelto y desordenado. Estaba sentada de mala manera en la silla y estaba diciendo en voz alta algo sobre lo que estaba estudiando. Me acerqué lentamente a ella. Iba a tocarle el hombro para darle un susto pero…
- Ni se te ocurra - dijo levantando un dedo. Solté el aire que habia estado aguantando todo este tiempo.
- Oh vamos, ¿como lo has hecho?
- ¿Te crees que soy tonta? - se giró y me miró.
- No he hecho ruido al entrar! 
- Te he visto por el reflejo de la ventana - rió. Miré, y era cierto, podía verme reflejado.
- Vaya, chica lista - besé su mejilla. 
- Ya ves - sonrió.
- ¿Que estás estudiando? - pregunté mirando sus apuntes.
- Literatura, estoy harta - dió con su cabeza en el escritorio.
- No será para tanto
Ella levantó su cabeza y me miró mal - Ya te querría ver a ti estudiando esto. 
- Bueno, lo que no sabes es que era muy buen estudiante - dejé sus apuntes en la mesa y me crucé de brazos apoyado en su cama.
Ella me miró con los ojos entrecerrados - Mientes.
- Si, lo hago - reí - Era pésimo. - Ella rió. - Pues… venía a invitarte a cenar a McDonalds… pero veo que estás muy entretenida con Fray Luis de León ese… asi que, no te molesto - me giré y ella me agarró del brazo.
- ¿Bromeas? Estaré lista en 10 minutos - sonreí.
- No le has preguntado a tus padres - alcé una ceja.
- ¡MAMÁ! - gritó. Yo tapé mis oidos y ella rió.
- ¡QUE!? - se escuchó a Maria
- ¿¡ PUEDO IR A COMER A MCDONALDS? JUSTIN INVITA! 
Maria tardó en contestar. - ¡ESTA BIEN! 
- ¿Ves? - sonrió. Encajó la puerta de su habitación y abrió el armario para ver que se ponía. Me fijé en lo que llevaba puesto. Unos pantalones de pijama grises anchos y una sudadera del mismo color que le quedaba extragrande.
- ¿Por qué te vistes con cosas anchas? - le pregunté poniendome a su lado y mirando la ropa de su armario.
- Bueno… me siento más comoda - se encogió de hombros. Sacó unos pantalones vaqueros y me los dió. Los cogí y los abrí mirandolos. 
_______ buscó entre las perchas una camiseta, hasta que la encontró. 
- Me agrada tu compañía - me quitó los pantalones vaqueros de las manos - Pero ahora, tienes que irte - me empujó fuera de la habitación y cerró la puerta. Hice una mueca mientras esperaba. Al cabo de 3 minutos salió. Iba así. Su pelo estaba suelto y medio ondulado. 
- Voy a maquillarme un poco - me sonrió. La seguí hasta el cuarto de baño. Me apoyé en el marco de la puerta mientras que la veia moverse de un lado a otro. 
La vi maquillarse, no mucho. Guardó todo, se echó colonia, se miró al espejo, se giró y me sonrió.
- ¿Bien? - me preguntó.
- Llevas bien desde que te vi con ese chandal/pijama y los pelos de loca. - Sonreí acercandome a ella. 
- Tengo que coger el bolso - me esquivó.
- Coge solo el móvil, no te hará falta la cartera. - ________ salió del cuarto de baño y la segui hasta su habitación. Cogió una chaqueta y el móvil. 
- Bien, vamos - apagó la luz de su habitación. - Nos vamos - dijo asomandose por la puerta del salón.
- Hasta luego chicos - dijeron sus padres. 
- Adios - dijimos los dos a la vez. _______ cogió sus llaves y abrió la puerta. Salí y ella salió detrás mia. 
Cuando cerró la puerta la cogí de la muñeca, la acerqué a mi y la besé. Me separé de ella y me sonrió. Le sonreí de vuelta. Cogí su mano y entrelacé sus dedos con los mios. 
- Ryan está saliendo con Cristina - le informé. 
- Oh ¿En serio? - preguntó asombrada. Asentí.
- Sip, totalmente enserio, no me lo creía al principio, pero empezé a creermelo cuando él la llamó por la mañana para ver como había dormido. Eso es… raro viniendo de Ryan.
- Bueno…  un poco - dijo ______. Encendió la radio y buscó aburrida entre las emisoras de radio alguna canción que estuviese en condiciones, hasta que encontró que estaba sonando Love never felt so good, de Justin Timberlake y Michael Jackson. Ella dejó esa canción y se apoyó en el respaldar del asiento mientras movía la cabeza al ritmo de la música, y dentro de poco yo también me encontraba haciendo lo mismo, incluso golpeando con los dedos en el volante. 
-¿Te gusta Justin Timberlake? - le pregunté. Ella asintió. - Y.. ¿Que cantantes te gustan más? 
- Puff… muchos
- Como…
- Nicki Minaj, Rihanna, Katy Perry, Chris Brown, Usher, Demi Lovato, Drake, Taylor Swift, Wiz Khalifa, Lil Wayne, Lana Del Rey,Michael Jackson… - dijo emocionada.
- Vaya… entonces, te gusta todo tipo de musica ¿no?
- Algo así - se encogió de hombros. Sonreí.
Giré en la próxima rotonda y aparqué en un sitio que vi libre. - Bien señorita, ya hemos llegado.
Bajamos del coche. ________ me esperó mientras que yo llegaba a ella. La cogí de la mano y caminamos hacia McDonalds. 
- Justin… - dijo ella. La miré. - mmmm… ¿Por que yo? - preguntó. Entrecerré mis ojos confuso. Miré hacia delante. 
- ¿Por que tú? - pensé - Pues no lo sé _______. - La miré y habia agachado su cabeza. Paré y la cogí del mentón. - Sinceramente no se por qué esa obsesión que tengo contigo _______. Nunca me habia pasado y estoy tan horrorizado como quizás puedas estarlo tú. Pero, ¿te digo algo?- ella asintió - No me arrepiento de haberme fijado en ti. - Una sonrisa timida se formó en su rostro. - La cuestión es… ¿Por qué tú sigues arriesgandote a estar conmigo? Digo, ya sé que soy muy guapo y todo eso - ella rió y me dio un pequeño golpe en el hombro. Volvimos a caminar. 
Llegamos a McDonalds. Ambos esperamos en la cola. - ¿Que vas a querer? - le pregunté. 
- mmmmm … - ella miró pensativa los carteles. - Un happy meal. - decidió. La miré alzando una ceja. - ¿En serio nena? - Ella me miró.
- Si, ¿Por qué? No me gusta la verdura. - hizo una mueca
- ¿No te gusta la verdura? - pregunté asombrado. Ella negó. - Eres un poco rara. - Ella me miró mal.
- Mira quien fué a hablar, Don bipolar - yo solté una carcajada, haciendo que varias personas se nos quedaran mirando. 
- Bueno, bueno, está bien, un happy meal, ¿Quieres algun juguete en especial nena? O ¿prefieres que te venga en la cajita y sea sorpresa? - reí. Ella rió conmigo.
- No te burles - me dió un pequeño empujón y la abracé. 
- Lo siento, es que me hizo gracia - besé su mejilla.

Chapter ♥ {34} maratón 2/5



Respiré hondo mientras que nos dirigiamos a casa. - ¿Que tienes pensado hacer? - volví a preguntar.
- ¿No vas a dejar de preguntar? 
- No, creo que no. Soy demasiado curiosa. Lo siento - me encogí de hombros. 
- Bueno, ya lo verás nena - me sonrió. 
- ¿Debo pensar sucio?
Justin soltó una carcajada. - No, no debes pensar sucio. 
- Okey - lo miré no muy segura. 
LLegamos a casa y bajamos del coche. Justin volvió a mirarme de arriba a abajo mientras que subiamos por el ascensor.
- Deja de mirarme - me moví incómoda. - Me intimidas. 
Justin sonrió - Lo siento, pero no puedo evitarlo. - Sonreí. Me cogió de la mano y salimos del ascensor.
Abrió la puerta de su casa y me quité los tacones dejandolos a un lado. 
- ¿Quieres algo de beber o comer?  - me preguntó.
- No, gracias - le sonreí. Entré al salón y me senté en el sofá. Me quité mi chaqueta y la puse a un lado con mi bolso. Esperé a que Justin llegara. No tardó en aparecer por el salón.
- Y bueno, ¿Que tienes pensado hacer? - le pregunté. 
- Ven aqui - se sentó en el sofá y me hizo señas para que me acercara más a él. Me puse de rodillas y fuí hacia donde se encontraba. Justin cogió una de mis piernas y la pasó por encima suya, haciendo que el quedara en medio de mis dos piernas. - Pensaba besarte hasta que fuera la hora. Espero que hayas puesto la alarma - sonrió. Sonreí y sentí mis mejillas arder. 
- ¿Por qué te sonrojas? - me preguntó. Lo miré, miré sus ojos mieles, me encantaban. 
- Supongo que no estoy acostumbrada a esto - me senté en su regazo, apoyé mi cabeza en su hombro.  - Ya que bueno, estas cosas no me pasan a mi.
- Pues ya ves que si. Por cierto, acabo de tener un deja vu - movió la cabeza confuso y yo reí.
- ¿Ah si? 
- Si, y ha sido de lo más confuso. - Reí. - Vamos a hacernos una foto - sacó el movil de su bolsillo. Apuntó la camara hacia nosotros, pero escondí mi rostro en su cuello. Justin miró la foto.
- Oh vamos, sal en la foto vamos. 
- Estoy horrible a estas horas.
- Claro que no, estás preciosa - besó mi frente. Volvió a apuntar el movil hacia nosotros, apoyé mi cabeza en su hombro y sonreí a la “camara”. Justin miró la foto. - Ahora si. - me la enseñó.
- Pasamela después por WhatsApp, que no se te olvidé. 
- Esta bien - tiró el movil a un lado del sofá, y despues me tiró a mi hacia otro lado, quedando mi cabeza en un brazo del sofá.
Justin se quitó los zapatos y se puso encima mia sin aplastarme.
- ¿Que tal si empezamos nuestra sesión de besos señorita Watson? - me preguntó.
- Me parece bien señor Bieber - reí y juntó sus labios con los mios. 
Estaba tendida con Justin en el sofá, apoyada en su pecho, sin decir nada. Solo disfrutabamos de la compañia del otro. Pero el sonido de la alarma de mi movil nos sacó de nuestros pensamientos. Me levanté con dificultad, ya que estaba medio adormilada. Apagué la alarma y me giré a ver a Justin, que se estaba levantando. Cogí la chaqueta y el bolso. Justin me tendió su mano y la acepté. Me acompañó a la puerta. 
- Ha sido el mejor cumpleaños de mi vida - me sonrió.
- Exageras - le di en el brazo de broma. Justin rió.
- No, no lo hago - me besó. Lo miré mientras sonreía. Saqué las llaves del bolso y abrí la puerta. 
- Justin los tacones - susurré. 
- Oh - él fué hacia dentro y me los dió. - Ya decia yo que te veia muy baja. - rió flojito. Rodé los ojos.  - Te veo mañana - me susurró abrazandome. - Buenas noches nena - me dió un pequeño beso.
- Buenas noches - le sonreí. Entré en casa y sin hacer ruido me acosté con una sonrisa de estupida en mi cara.
Cuando ya estaba acostada miré mi WhatsApp. Tenia mensajes de Justin. Los abrí.
« Te has dejado aqui los pendientes y el colgante »
« Ok »
« ¿Ok? ¿Solo ok? »
« Claro, ¿que quieres que te diga? Mañana voy a buscarlos. »
« Deberias haber dicho : Oh, gracias sexy Bieber, mañana, iré a buscarlos. »
« jajajajajajaja ¿Por qué sexy? »
« Por que lo soy y tu sabes que es cierto »
« Si, lo se »
« *carita sonrojada* »
«¿No tienes que ir a buscar a Ryan y a Cristina? Te recuerdo que nos hemos llevado el coche»
« Joder, es verdad. Tendré que salir  » 


Narrado por Justin. 
Sonreí y guardé mi móvil en el bolsillo, me puse mis zapatos, cogí las llaves del coche y salí a buscar a Ryan. Estaba rompiendo mis propias reglas, y por una parte, no me importaba, esa niña me hacia sentirme bien. Me dirigí a B3. Pero Ryan no estaba en la puerta. Lo llamé pero no me cogía las llamadas. Asi que tuve que aparcar y entrar. 
- ¿Y _______? - preguntó Carlos.
- La dejé en su casa Marquez - me encogí de hombros.
- Deberias alejarte de ella Bieber, es muy buena chica, no deberia estar contigo. - apreté los puños, sabía que eso era verdad. 
- Lo se, pero no eres nadie para meterte en nuestra vida privada - me dijo algo más pero lo ignoré y seguí caminando. Allí vi a todos, pero había más gente. Eso era un completo descontrol. 
Había muchas chicas, habían metido a más. Miré para todos los lados a ver si estaba Ryan, hasta que lo vi con Cristina. Cuando iba a acercarme a él una chica morena pasó por mi lado. 
- Oh madre de dios - murmuré mirandole el trasero. Ella me miró y me sonrió. Me mordí el labio. Estaba invitandome, completamente, con esa sonrisa y esa mirada me estaba abriendo sus piernas. Apreté la mandíbula y dí media vuelta. Ryan, tengo que hablar con Ryan. Me dije en mi mente. No necesitaba distracciones. Tenia que llevar toda esta mierda bien con _______. O si no, nada valdría la pena.

Chapter ♥ {33} maratón 1/5


Llevabas puesto ESTO 
y Justin ESTO
Me giré para mirarlo. Tenía una sonrisa en su rostro, le sonreí.
Justin tenía sus manos en mis caderas, rodeé su cuellos con mis brazos.
Una canción de pitbull sonaba en toda la discoteca. Empecé a bailar con Justin. Me acerqué a él. Fruncí el ceño, olía a porro. Lo miré a los ojos, él me estaba mirando. Me fijè y sus ojos estaban rojos.
Pero no era el único, Cody estaba sentado en un sofá con la misma cara que tenía Justin.
- ¿Va algo mal? - me preguntó acercándose a mi oído. Negué con la cabeza.
- Voy a besarte - me susurró de nuevo. Un escalofrío me recorrió la columna. Me cogió del mentón y juntó sus labios con los míos. Su boca sabía a vodka y a porro. No me importó. Ni siquiera me importó que alguien se nos quedase mirando. Ya que escuchaba algunos ” Eso es meter la lengua hasta la campanilla ”
Justin me apretó de las caderas hacia él.
Pasé mis dedos por su nuca. Lo noté estremecerse y sonreí. Me separé un poco de él. Volvió a besarme, pero esta vez en un beso más corto. Sonaba Wiggle de Jason Derulo. Sonreí y bailé sensualmente junto a él.
Cuando ya llevaba un rato de la canción bailando, Justin me pegó a él tanto que no pasaba ni un folio entre nosotros. Me echó el pelo hacia atrás, ya que estaba detrás mía. Mordió mi oreja.
- Deberías de moverte así, solo para mi, mientras que te quitas la ropa - dijo con voz ronca. Mordí todo mi labio de abajo. Gruñó, se separó de mi, cogió mi mano y tiró de mi fuera de la sala. Lo seguí a paso rápido intentando no caerme.
- ¿Donde vamos? - le pregunté cuando salimos a la calle.
- ¿Vais a volver a entrar? - preguntó el portero.
- Si - dijo Justin. El portero le puso una señal a Justin en la mano, miré hacia los demás que estaban allí.
- ¿________? - preguntó un chico.
Lo miré y me fijé en su cara.
- Oh dios, ¿Carlos? - sonreí.
- Si! - sonrió. Me solté del agarre de Justin y fuí a saludar a mi amigo.
Le di dos besos. - ¿Como te va? - me preguntó.
- Muy bien ¿y a ti?
- La verdad es que me ha ido mejor.
- Oh, ¿Y eso?
- ___________ - se escuchó a Justin. - Vamos nena - me metió prisa.
- Emmmm… - hice una mueca.
- Tienes que irte - sonrió Carlos. - Bueno, ya hablamos.
- Claro - sonreí y le di dos besos.
- Por cierto, no tengo tu numero.
- Apunta - Carlos sacó su móvil y se lo di. Después de que Justin me volviera a meter prisa.
- Esta bien, ya nos ponemos en contacto.
- Si, adiós - me despedí.
- Hasta luego - Justin cogió mi mano y volvió a caminar rapido.
- Justin - reí - ¿Donde vas tan rápido?
Justin me giró cuando ya estabamos en una calle diferente a la de la discoteca. Me pegó a la pared acorralándome.
- Maldita sea - murmuró. - Deberías alejarte de mi.
- No me dejas - susurré. El rió.
- Tu no quieres - me susurró.
- Podría hacer un esfuerzo.
- No, no podrías nena.
- ¿Por qué no me dejas ir?
- Lo necesito, por eso lo quiero.
- ¿El que?
- Jo.der _________ te has convertido en mi adicción. Estoy tan encadenado a ti, que apenas puedo moverme. Pero me gusta, eres la más dulce de las drogas.
Me quedé en un pequeño shock y mi interior daba pequeños saltitos.
- ¿Tengo que sentirme alagada?
- Oh nena, no sabes cuanto - sonrió. Le sonreí de vuelta.
- ¿Te he dicho lo guapa que vas hoy? - preguntó.
- No, hoy no me dijiste nada - Justin me rodeó por mi cintura, juntandome a él. Rodeé su cuello con mis brazos.
- Vaya, que poco caballeroso por mi parte. Va usted perfecta señorita. - Yo reí.
- ¿Ya te leíste 50 sombras? - le pregunté. ( ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°) ( ͡° ͜ʖ ͡°) )
- Si - rió - Y he apuntado muchas ideas. - Volví a reír con él.
- No tienes remedio.
- Nunca lo tengo cuando estoy contigo. - Sonreí. Mi móvil sonó. Me separé de él y lo saqué de mi escote.
- ¿Lo has llevado todo este tiempo?
- Si - le sonreí. Miré el móvil. Era la alarma de que tenía que estar en casa dentro de 1 hora.
- ¿Y….? - me preguntó.
- Dentro de una hora tengo que estar en casa - hice una mueca.
- Entonces vamos a coger las chaquetas - cogió mi mano.
- ¿Ya nos vamos?
- Si, tengo planeado algo mejor en esta hora para los dos. - me sonrió.
Junté mis labios, ¿A que se referiría?
Yo esperé fuera de la discoteca mientras que Justin iba a por nuestras chaquetas al guardarropas.
- Así que… con Bieber - dijo Carlos poniendose a mi lado.
- Si, ¿Por qué?
- Quizás no sepas la fama que tiene él.
- Si, lo se. Vive a mi lado - fruncí el ceño.
- Oh, no deberías juntarte con el.
- Creo que soy lo suficientemente mayor para saber con quien juntarme.
- No sabes a que se dedica ________
- Si lo se - Justin salió. - Ahora mi me disculpas, me voy. - Justin me ayudó a ponerme la chaqueta y me dio mi bolso.
- Todo el mundo sabe quien eres - entrelacé nuestros dedos.
Justin se encogió de hombros - Es normal.
- Pues yo no te conocía, ni siquiera había escuchado hablar de ti.
- Eso es por que no estabas en el mal mundo.
- Oh, y ¿Eso está bien? - le pregunté.
- Eso está muy bien - me sonrió.
No tardamos mucho en llegar al coche. Me subí en el coche y Justin puso la calefacción.
- Esto está mejor - dije cuando el coche se puso más calentito. -¿Que tienes pensado hacer?
- Bueno… - sonrió - Ya lo verás.
- No se por qué pero no me fió de ti - lo miré mientras hacia una mueca.
- ¿No te fías?- frunció el ceño.
- Nop - sonreí abiertamente. 
- Vaya, pues creo que debes de cambiar eso, nena.

viernes, 25 de julio de 2014

Chapter ♥ {32}


Parte 1

La seguí desde lejos. ¿Donde iría? Entró por una calle solitaria, ella miró hacia atrás y me escondí entre los coches. Despues siguió andando. Puse el móvil en silencio y la volví a seguir. Ya me estaba cansando. Ya había anochecido, e iba “sola” por la calle.
Encendí un cigarillo y volví a caminar trás de ella. Habia un chico apoyado en unas rejas de un colegio. Me paré a una distancia donde no pudieran verme. Ella se acercó al chico y le dió dos besos. Dí una calada a mi cigarro, ¿Quien era ese chico? Fruncí el ceño. Ellos empezaron a caminar, los seguí. Ella se reía de las cosas que él decía, y viceversa.
La llamé. Escuché su melodía. Ella sacó el móvil de su bolsillo, me cortó la llamada y volvió a ponerlo en su bolsillo. Tiré el cigarro y lo pisé.
Maldita sea.
Los seguí, no vi ningún roce entre ambos, solo él le miraba el trasero cuando ella se ponía delante.
Bufé, me estaba cansando de esto. ¿Que hacía siguiendola? Esto había pasado de la obsesión. Esto ya no tenía que ver con quererla en mi cama. Moví la cabeza de un lado a otro para despejar esos pensamientos. Las palabras que me había dicho Ryan resonaban en mi cabeza.
Miré al cielo y estaba empezando a ponerse negro. Ella se despidió del chico, esta vez dandole un abrazo. Una gota me calló en la frente. Iba a empezar a llover. Ella se marchó por donde habia venido, ya que volvimos a llegar al colegio, el chico la vió irse, y después se fué él.
______________ caminaba deprisa.
De un momento a otro, empezó a llover.
- Joder - murmuré. La seguí mientras andaba rapido, hasta que empezó a llover más fuerte. Vi un soportal, ____________ empezó a correr. Llegué hacia ella, la cogí del brazo, me miró asustada, hasta que se fijò que era yo. Corrí arrastandola detrás mia, las gotas de lluvia daban en mi cara, haciendome casi imposible ver.
Llegamos al pequeño soportal.
Ambos respirabamos agitados.
- ¿Que haces aqui? - consiguió preguntar. La miré. La verdad es que lucia condenadamente sexy. Sus pelos estaban ahora mojados y ondulados, su rostro aún tenía varias gotas de agua. Se había quitado la bufanda, dejandome ver desde su cuello hacia su escote, ya que la chaqueta la tenía cerrada hasta debajo de sus pechos.
- Aqui la pregunta es, ¿Que haces tú aquí? - me acerqué a ella. - Se supone que deberias estar arreglando para mi cumpleaños, y no quedando con chicos.
- Como sabes que… ¿Me has estado siguiendo?!
Reí sin ganas - ¿Por qué crees que haría una cosa asi?
- ¿Como sabes que estaba con un chico?
- Te vi - me encogí de hombros.
- Bueno, que no voy a ir a tu cumpleaños - se apoyó en un rincón y se abrazó a si misma debido al frío.
- ¿Que no vas a venir? - murmuré. - ¿Por qué? ____________ si es por lo del otro dia, ya te dije que lo sentia.
- Oh no es por eso, no tengo ganas de fiestas.
- Es mi cumpleaños - la miré intentando descifrar que estaba pensando.
- Si, y fuí a celebrarlo contigo ayer, solo que tuvistes que hacer cosas más importantes.
Bufé molesto, aunque más que molesto, estaba … ¿triste? Si, se podía decir que si. No se por qué me afectaba tanto lo que ella hiciera, me negaba a mi mismo ante la idea de que me gustase para algo más que un polvo.
La miré y la vi tiritar, después me di cuenta de que yo tambien estaba tiritando.
- Ven aquí - suspiré abriendo mis brazos. Ella me miró extrañada, intentando averiguar si me traia algo entre manos - Vamos, hará menos frío - la animé. Se acercó dudosa a mi y me rodeó la cintura con sus brazos, y yo rodeé sus hombros. Nos apoyamos en el rincón. Con una mano saqué mi Iphone del bolsillo, y como pude llamé a Ryan.
- Hey bro’ ¿Donde estas? Has salido corriendo y…
- Si, lo siento, pero necesito que vengas a por mi, nos ha cogido lloviendo, y estamos en un soportal.
- ¿Nos? ¿Con quien estás?
- Me he encontrado con __________.
- Oh claro, ¿Donde estais?
- mmmmm…. Miré a mi alrededor. - en frente al campo de futbol que está en salt lake.
- Voy para allà - colgó. Metí mi iphone en mi bolsillo y abracé a __________ más fuerte.
- Creo que vamos a coger una pulmonia - froté su espalda.
Ella rió mientras tiritaba. Poco a poco, sentí el calor de su cuerpo junto al mio.
- ___________ - dije.
- Dime.
- Quiero que vengas esta noche, te traeré temprano, lo prometo, solo quiero que estés allí con nosotros, aunque solo sean 3 horas. - aguantè la respiración esperando su contestación. Ella lo meditó un momento para despues decir…
- Esta bien. - moví la cabeza confuso.
- ¿En serio? - me separé un poco de ella para mirarla. Ella sonrió y asintió. Sonreí, la cogí de su mentón y le di un pequeño beso.
- ¡Justin! - se quejó separandose.
- ¿Que?
- Te dije que los amigos no se besan - volvió a abrazarse a mi.
- Oh - sonreí - Lo habia olvidado.
Parte 2.
Narra ___________.

Me miré al espejo del baño y suspiré. Seguía sin ganas de salir. Habia tenido este mediodía una discusión con mi padre, y me habia dejado sin ganas de nada. Hacia dos semanas que no lo veía, pero no era mi culpa tener planes y tener que cancelar mi fin de semana con él. Me puse los tacones y me puse de pie. Viendo como mis tacones realzaban mis piernas.
Mi madre entró al cuarto de baño y me mirò de arriba abajo.
- ¿Así vas a ir?
- Si
- No me gusta - hizo una mueca. Me encogí de hombros.
- A mi si. - miré hacia abajo y me encontré con su mirada, ya que ahora, yo era más alta que ella. Aunque sin tacones tambien lo era.
- No te burles - dijo - Sin tacones soy más alta que tú.
Reí - No te engañes a ti misma.
Ella me tiró su zapatilla y la esquivé mientras reía.
Fuí a mi habitación, me puse el abrigo, cogí el bolso y el regalo de Justin. Sonreí, con lo pesado que habia sido con su cumpleaños, como para no comprarle algo.
Salí de casa despidiendome antes de mi madre. Llamé al timbre y Ryan me abrió.
- Hola - me saludó - Estas muy guapa.
- Gracias - le sonreí.
- Entra - me dejó espacio para que entrara.
- Pasa al salón, nosotros ya terminamos. - Asentí.
Justin no tardó en aparecer por el salón. Me levanté para saludarlo. Iba muy guapo.
- Hola - se lamió los labios y me miró de arriba abajo. Se acercó a mi, me cogió por la cintura acercandome a él y me dió un sonoro beso en mi mejilla.
- Te traje algo - le sonreí. Cogí la bolsa y se la di. Justin me miró extrañado.
- ¿Es para mi? - preguntó.
- Claro, abrelo - Justin me sonrió y lo abrió como si fuera un niño pequeño. Vió lo que había dentro, me miró y me sonrió.
Dejó la caja en la mesa y sacó el colgante que le habia regalado.

- Tiene mis iniciales - sonrió de lado y se lo puso. - Me encanta. - Después sacó una gorra de la marca Vans. - Oh dios, no creo - me miró y se puso la gorra. - ¿Vans? ¿Como lo sabías?
Me encogí de hombros - Tengo mis contactos.
- Ryan -dijo él mirandome sonriente.
- Así es -sonreí.
- Me encantan, muchas gracias - me abrazó y le correspondí al abrazo.
- ¿Nos vamos? - escuché la voz de Ryan. Nos separamos.
- Si - dijo Justin.
Todos salimos, mientras que Justin cerraba la puerta con llave, Ryan y yo esperabamos en el ascensor.
- Vamos a ir a recoger a Cristina - dijo Ryan cuando entramos en el ascensor.
- ¿Cristina? - pregunté. - Oh - sonreí.
- Asi que… ¿Te gusta no? - dijo ahora Justin.
- Bueno, solo es una amiga - dijo Ryan encogiendose de hombros.
- Con derecho - dijo Justin.
- Si, pero una amiga - Ryan salió del ascensor.
- Asi que, ¿Son los dos pu.tos? Yo creia que era solo él! - señale a Justin. Ryan rió por lo bajo y Justin me miró mal. Rodé los ojos y me agarré a su brazo para mantener el equilibrio.
- ¿Me llamas pu.to y te agarras a mi brazo? - salimos al garage.
- Tu me llamaste pu.ta, y te he perdonado.
- Es distinto
- Sabes que no
Justin me abrió la puerta de atrás y me dejó entrar. Después entró él. Ryan condujo hasta la casa de Cristina.
- ¿Estas bien? - me preguntó Justin. Lo miré, se quitó el cinturón y se puso en el asiento de en medio para estar más cerca mia.
- Si - le sonreí.
- No lo parece, estás muy distraida - cogió mi mano.
- Solo estoy algo cansada - sonreí de lado.
- Me siento culpable por haberte insistido en venir, debí pensar en tí.
- Oh no te preocupes, es tu cumpleaños.
- No, ___________, es cierto, si yo no la hubiera jodi.do ayer… soy un estupido. - murmurò enfadado consigo mismo.
- Bueno, no se puede cambiar el pasado, no hay vuelta atrás, asi que eso no importa. Solo intenta no cagarla en el futuro - sonreí abiertamente. Justin me sonrió y me dió un apretón en la mano que tenía cogida.
Una chica entró en la parte del copiloto y Ryan en la parte del conductor.
- ¡Hola! - dijo la chic animada - Soy Cristina - nos extendió la mano, ya que no podiamos darle dos besos.
- Hola, yo _________ - estreché su mano.
- Yo Justin - él tambien estrechò su mano.
- ¡Felicidades! - diji ella llena de energía.
- Gracias - rió Justin.
Me fijé mejor en ella. Era morena, su pelo llegaba casi a su trasero, sus labios eran pequeños, y bueno..ella era pequeña. Quizás medía como yo. Tenía un piercing en el labio e iba vestida con un vestido negro, ajustadi y corto, de media manga. La mangas eran de un encaje muy bonito.
- ¿Donde vamos? - preguntó ella.
- Tenemos una sección reservada en B3. - dijo Justin.
- ¿Si? Increible - murmuró ella.
No tardamos mucho en llegar a B3. Aparcamos una calle más abajo de la discoteca y fuimos andando.
- Te recuerdo que aún no tengo los 18 - le susurré a Justin.
- Te dejaran entrar - me sonrió.
- ¿Cómo estás tan seguro?
- Pues por que hablé con el portero, y le comenté que tu y Jennifer ibais.a entrar.
- Oh - murmuré. - No vayas tan rápido.
- Perdón - empezó a caminar más lento.

Sinceramente, había mucho ambiente. Nosotros estabamos en una sala, en la parte de arriba, donde se veía la pista de baile abajo. Teniamos unos comodos sofás y bebidas. El dj pinchaba una canción de Timbaland. Bailaba con las chicas y con los amigos de Justin. El había vuelto a desaparecer. Miré por toda la sala pero no lo vi.
Alguien me cogió por la cintura y se acercó a mi.
- ¿Me extrañabas? - me susurrò Justin al oido.

Chapter ♥ {31}



Narrado por Justin.

Cuando _________ cerró la puerta me sentí como una autentica mierda.
¿En que co.ño estaba pensando?
Pasé frustrado una mano por mi pelo y volví a casa.
- ¿Lo has arreglado? - me preguntó Ryan. Me senté en el sofá.
- Jo.der no - apoyé mis codos en mis rodillas y metí mi cara entre mis manos - Ella no quiere saber nada más de mi.
-Es normal - Ryan se encogió de hombros - A una chica no le gusta que le dejen tirada por otra chica, y más si tardas una hora. Y después, casi pierdes tus papeles con ella -suspiró - Después te vió drogandote. Es normal que se alejara, me extrañó que no lo hiciera cuando se enterò a que te dedicabas, deberias de gustarle mucho… Jo.der
Tengo que matar a ese cab.rón - dijo apretando sus dientes mientras que jugaba al Call Of Duty - Deberias descansar, hoy es tu cumpleaños y esta noche toca fiesta. Está todo el mundo invitado.
- Sinceramente, no tengo ganas de fiesta - me apoyé en el respaldo del sofá. Ryan le dió a Stop al juego y me miró.
- ¿Que acabas de decir? - me preguntó sorprendido.
- Que no tengo ganas de fiesta- repetí.
- Creo que __________ te ha calado hondo amigo - me sonrió.
- No digas tonterias - murmuré - Voy a dormir un poco.
- Esta bien, pero recuerda, no niegues lo evidente. - Ryan me guiñó un ojo y yo le tiré un cojín riendome.
Cerré la puerta de mi habitación, me metí entre las mantas y mi mente no dejó de dar vueltas en lo que habia pasado en los últimos meses. Me moví cerrando fuertemente los ojos. Pero lo único que se me venía a la mente era lo cap.ullo que había sido con ___________. Cogí el móvil, abrí el menú, galería y ví la foto que le había hecho a ____________ dias atrás.

Flashback

Estabamos en un gran parque, sentados en el cesped, miré a __________ por detrás de mis gafas de sol, estaba tumbada en el cesped, su cabeza estaba apoyada en su mochila morada del instituto.
Le había dicho que tenía que hacer una entrega, y de camino, dabamos un paseo y la llevaba a casa. Ella aceptó con la condición de que nos pasaramos por McDonalds. Acababamos de terminar de comer y ahora esperaba a que llegara la hora de la entrega. No es que me gustaba que __________ estuviera conmigo mientras hacia eso, solo que era el único momento que podía pasar con ella, ya que se llevaba la mayoria de la tarde estudiando.
Saqué mi iphone, puse la cámara, apunté hacia ________, que tenía sus ojos cerrados disfrutando del sol.
- ____________ - dije. Ella abrió los ojos y me miró. Asi que le saqué una foto.
- Heeeeeey! - se quejó. - Borra esa foto - me ordenó.
- Oh no, sales muy bien - sonreí mirando la foto.
- Claro que no - se levantó - enseñamela - se puso de rodillas a mi lado. Se la enseñé.
- Oh por dios! Borra eso! - hizo drama. Reí.
- No, sales preciosa - le robé un beso. Ella se ruborizó y yo reí.

Fin flashback

Suspiré y pasé de foto, ahí saliamos los dos, tirados en el cesped. Iba a pasar de foto cuando en la pantalla apareció “Mamá” . Lo cogí.
- ¡Felicidades bebé! - dijo emocionada al otro lado de la línea.
- Gracias mamá - sonreí.
- ¿Vas a estar en casa? - preguntó.
- Claro.
- Bien, iré a visitarte, hace tiempo que no te veo
- Vale, aquí estaré.
- Bien, nos vemos después, te quiero.
- Y yo a tí mamá - colgué.
Intenté dejar de pensar en todo y me quedé dormido.

- Justin, Justin - escuché la voz de Ryan - tu madre está aquí - bostecé y me levanté. Me puse una sudadera y arrastré los pies al salón, donde me esperaba mi madre. Sonreí al verla.
- Hijo! Felicidades! - se levantó y vino a abrazarme, ella ni siquera me llegaba por el hombro, rodeó mi cuello con sus brazos y yo la levanté del suelo abrazandola.
- Te he echado de menos - le dije.
- Yo también a ti cariño - la bajé.
- He traido chocolate y unos pasteles para celebrarlo. - señaló la mesa.
- Oh, no tenías por qué - me senté en el sofá.
- Claro que sí , eres mi hijo - se sentó a mi lado.
- ¿Sabes algo de papá? - le pregunté - Hace tiempo que no veo a Jazzy y Jaxon - bebí un poco de chocolate.
- ¿No te ha llamado Jeremy? - negué con la cabeza. - El otro día vi a Erin con Jazzy y Jaxon en el supermercado, ellos están muy grandes - sonrió con tristeza.
Apreté la mandíbula. Mi madre cogió mi mano y me sonrió.
- Bueno,.¿Cómo os va a ustedes? - preguntó con una sonrisa. - ¿Alguna chica especial?
- No, por ahora no - sonreí.
- Nop - dijo Ryan mordiendo un pastelito. - No mientas Bieber! La vecina te trae loco - rió.
- ¿Quien? - dijo mi madre con interés. Maté a Ryan con la mirada.
- La chica que vive al lado - continuó. Mi madre me miró. - ¿Cuando ibas a decirmelo? - reprochó.
- Mamá, no es nada, ella no me gusta - me encogí de hombros.
- Oh vamos Bieber - dijo Ryan. - Esta rallado por que la ha cagado.
- Justin Drew ¿Que hicistes? - mi madre frunció el ceño.
- ¡No hice nada! Es solo una niñata - dije enfadado.
- Justin Drew Bieber! No te he educado así, no hables de esa manera - me regañó.
- Lo siento - hice una mueca.
Despues de cambiar de tema, por fin, hablamos de cosas variadas y divertidas. Acompañé a mi madre a la puerta.
- Disfruta esta noche cielo, no bebas mucho - besó mi mejilla.
- No mamá - le sonreí. La puerta de al lado se abrió y salió ___________. Llevaba puesta unos deportes blancos, leggins negras, chaqueta negra de adidas y una bufanda roja alrededor de su cuello. Ella nos miró.
- Hola - saludó sonriendo.
- Hola - le sonrió mi madre. __________ se dirigió a las escaleras y yo la seguí con la mirada ¿Donde iría?
- ¿Es ella? - preguntó mi madre - Es muy linda.
- Si, bueno mamá,tengo que arreglarme.
- Claro hijo, te quiero - volvió a abrazarme.
- Y yo a ti - le besé la mejilla. Entré corriendo, me puse los zapatos, cogí las llaves y salí corriendo de casa, bajé las escaleras y salí a la calle. Miré a ambos lados para ver si veía a __________. Corrí hacia la esquina y miré, allí la vi.Narrado por Justin.


Cuando _________ cerró la puerta me sentí como una autentica mierda.
¿En que co.ño estaba pensando?
Pasé frustrado una mano por mi pelo y volví a casa.
- ¿Lo has arreglado? - me preguntó Ryan. Me senté en el sofá.
- Jo.der no - apoyé mis codos en mis rodillas y metí mi cara entre mis manos - Ella no quiere saber nada más de mi.
-Es normal - Ryan se encogió de hombros - A una chica no le gusta que le dejen tirada por otra chica, y más si tardas una hora. Y después, casi pierdes tus papeles con ella -suspiró - Después te vió drogandote. Es normal que se alejara, me extrañó que no lo hiciera cuando se enterò a que te dedicabas, deberias de gustarle mucho… Jo.der
Tengo que matar a ese cab.rón - dijo apretando sus dientes mientras que jugaba al Call Of Duty - Deberias descansar, hoy es tu cumpleaños y esta noche toca fiesta. Está todo el mundo invitado.
- Sinceramente, no tengo ganas de fiesta - me apoyé en el respaldo del sofá. Ryan le dió a Stop al juego y me miró.
- ¿Que acabas de decir? - me preguntó sorprendido.
- Que no tengo ganas de fiesta- repetí.
- Creo que __________ te ha calado hondo amigo - me sonrió.
- No digas tonterias - murmuré - Voy a dormir un poco.
- Esta bien, pero recuerda, no niegues lo evidente. - Ryan me guiñó un ojo y yo le tiré un cojín riendome.
Cerré la puerta de mi habitación, me metí entre las mantas y mi mente no dejó de dar vueltas en lo que habia pasado en los últimos meses. Me moví cerrando fuertemente los ojos. Pero lo único que se me venía a la mente era lo cap.ullo que había sido con ___________. Cogí el móvil, abrí el menú, galería y ví la foto que le había hecho a ____________ dias atrás.

Flashback

Estabamos en un gran parque, sentados en el cesped, miré a __________ por detrás de mis gafas de sol, estaba tumbada en el cesped, su cabeza estaba apoyada en su mochila morada del instituto.
Le había dicho que tenía que hacer una entrega, y de camino, dabamos un paseo y la llevaba a casa. Ella aceptó con la condición de que nos pasaramos por McDonalds. Acababamos de terminar de comer y ahora esperaba a que llegara la hora de la entrega. No es que me gustaba que __________ estuviera conmigo mientras hacia eso, solo que era el único momento que podía pasar con ella, ya que se llevaba la mayoria de la tarde estudiando.
Saqué mi iphone, puse la cámara, apunté hacia ________, que tenía sus ojos cerrados disfrutando del sol.
- ____________ - dije. Ella abrió los ojos y me miró. Asi que le saqué una foto.
- Heeeeeey! - se quejó. - Borra esa foto - me ordenó.
- Oh no, sales muy bien - sonreí mirando la foto.
- Claro que no - se levantó - enseñamela - se puso de rodillas a mi lado. Se la enseñé.
- Oh por dios! Borra eso! - hizo drama. Reí.
- No, sales preciosa - le robé un beso. Ella se ruborizó y yo reí.

Fin flashback

Suspiré y pasé de foto, ahí saliamos los dos, tirados en el cesped. Iba a pasar de foto cuando en la pantalla apareció “Mamá” . Lo cogí.
- ¡Felicidades bebé! - dijo emocionada al otro lado de la línea.
- Gracias mamá - sonreí.
- ¿Vas a estar en casa? - preguntó.
- Claro.
- Bien, iré a visitarte, hace tiempo que no te veo
- Vale, aquí estaré.
- Bien, nos vemos después, te quiero.
- Y yo a tí mamá - colgué.
Intenté dejar de pensar en todo y me quedé dormido.

- Justin, Justin - escuché la voz de Ryan - tu madre está aquí - bostecé y me levanté. Me puse una sudadera y arrastré los pies al salón, donde me esperaba mi madre. Sonreí al verla.
- Hijo! Felicidades! - se levantó y vino a abrazarme, ella ni siquera me llegaba por el hombro, rodeó mi cuello con sus brazos y yo la levanté del suelo abrazandola.
- Te he echado de menos - le dije.
- Yo también a ti cariño - la bajé.
- He traido chocolate y unos pasteles para celebrarlo. - señaló la mesa.
- Oh, no tenías por qué - me senté en el sofá.
- Claro que sí , eres mi hijo - se sentó a mi lado.
- ¿Sabes algo de papá? - le pregunté - Hace tiempo que no veo a Jazzy y Jaxon - bebí un poco de chocolate.
- ¿No te ha llamado Jeremy? - negué con la cabeza. - El otro día vi a Erin con Jazzy y Jaxon en el supermercado, ellos están muy grandes - sonrió con tristeza.
Apreté la mandíbula. Mi madre cogió mi mano y me sonrió.
- Bueno,.¿Cómo os va a ustedes? - preguntó con una sonrisa. - ¿Alguna chica especial?
- No, por ahora no - sonreí.
- Nop - dijo Ryan mordiendo un pastelito. - No mientas Bieber! La vecina te trae loco - rió.
- ¿Quien? - dijo mi madre con interés. Maté a Ryan con la mirada.
- La chica que vive al lado - continuó. Mi madre me miró. - ¿Cuando ibas a decirmelo? - reprochó.
- Mamá, no es nada, ella no me gusta - me encogí de hombros.
- Oh vamos Bieber - dijo Ryan. - Esta rallado por que la ha cagado.
- Justin Drew ¿Que hicistes? - mi madre frunció el ceño.
- ¡No hice nada! Es solo una niñata - dije enfadado.
- Justin Drew Bieber! No te he educado así, no hables de esa manera - me regañó.
- Lo siento - hice una mueca.
Despues de cambiar de tema, por fin, hablamos de cosas variadas y divertidas. Acompañé a mi madre a la puerta.
- Disfruta esta noche cielo, no bebas mucho - besó mi mejilla.
- No mamá - le sonreí. La puerta de al lado se abrió y salió ___________. Llevaba puesta unos deportes blancos, leggins negras, chaqueta negra de adidas y una bufanda roja alrededor de su cuello. Ella nos miró.
- Hola - saludó sonriendo.
- Hola - le sonrió mi madre. __________ se dirigió a las escaleras y yo la seguí con la mirada ¿Donde iría?
- ¿Es ella? - preguntó mi madre - Es muy linda.
- Si, bueno mamá,tengo que arreglarme.
- Claro hijo, te quiero - volvió a abrazarme.
- Y yo a ti - le besé la mejilla. Entré corriendo, me puse los zapatos, cogí las llaves y salí corriendo de casa, bajé las escaleras y salí a la calle. Miré a ambos lados para ver si veía a __________. Corrí hacia la esquina y miré, allí la vi.